Renunció Gils Carbó a la Procuraduría y en diciembre deja el cargo

"Estoy persuadida de que mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del Ministerio Público Fiscal", escribió en la carta que le mandó al presidente Mauricio Macri.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, sorprendió hoy al presentar su renuncia al cargo a partir del 31 de diciembre próximo.

"Estoy persuadida de que mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del ministerio público fiscal", escribió Gils Carbó en la carta que le mandó al presidente Mauricio Macri.

La funcionaria afirmó que renuncia “con la esperanza de que no se lleven a cabo “reformas que “rompan el equilibrio que debe regir el sistema de administración de Justicia . De esa forma, la jefa de los fiscales dejar el cargo luego de que el presidente Mauricio Macri y varios funcionarios de su Gabinete reclamaron su alejamiento en varias oportunidades. Diez días atrás, un fallo judicial declaró inconstitucional un artículo de la Ley de Ministerio Público que establece que la única forma de remover al procurador general es mediante juicio político.
 
En ese contexto, Gils Carbó sostuvo que trabajó “incansablemente para consolidar el mandato de los constituyentes al jerarquizar esta institución como una autoridad de la Nación independiente y autónoma, condiciones fundamentales de las que derivan su fortaleza, objetividad y eficiencia .

“Las mismas razones que inspiraron mi accionar durante veinte años en la institución y m s de treinta al servicio de la administración de justicia motivan hoy mi alejamiento de una gestión, en la cual he profundizado la transformación del Ministerio Público Fiscal para colocarlo a la altura de los tiempos y de las demandas sociales en materia de política criminal, con perspectiva de derechos humanos y acceso universal a la Justicia , indicó en la nota de renuncia.

La jefa de los fiscales, afín al kirchnerismo, está procesada como coautora del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, por la compra de un edificio en la calle Perón al 600 para que funcionen las oficinas de la Procuración. Por el inmueble se pagaron 43 millones de pesos y se abonaron comisiones que rondaron los 10,7 millones de pesos.

 

 

Tags relacionados