Renta Financiera: postergarían otra vez el pago del impuesto por las pérdidas en títulos y ONs

El proyecto de Presupuesto presentado el lunes, los tenedores de títulos públicos u obligaciones negociables, cuya cotización se derrumbó, podrán postergar el reconocimiento de la ganancia por intereses en el impuesto a la renta financiera hasta la venta, como en 2018.

El proyecto de Presupuesto que ingresó en el Congreso casi no tiene novedades en materia tributaria, salvo la reiteración de un beneficio en el impuesto a la renta financiera.

En tal sentido, el proyecto de Presupuesto para el año próximo establece en su artículo 57° que, para el período fiscal 2019, se podrá diferir el reconocimiento en el Impuesto a las Ganancias de los intereses de bonos púbicos u obligaciones negociables locales, explicó Alberto Mastandrea, de BDO Argentina.

Este beneficio será aplicable para intereses o rendimientos de titulos públicos o privados, con independencia de la jurisdicción de su custodia, indicó Mastandrea; o sea, ya sea que estén depositados en el país o en el exterior.

Este esquema ya estuvo vigente este año para los intereses o rendimientos del ejercicio fiscal 2018.

El beneficio alcanza a aquellas personas humanas que tienen títulos que produjeron pérdidas por la caída estrepitosa de su cotización, explicó César Litvin, de Lisicki, Litvin & Asoc, pero pagan el Impuesto a las Ganancias por la venta de los cupones.

“Las personas humanas podrán optar por afectar los interés o rendimientos que corresponda declarar como renta imponible en el período fiscal 2019, al costo computable de los mencionados títulos , precisó Mastandrea.

Esto quiere decir que se podrá imputar el costo de la compra del bono a la hora de calcular el impuesto a renta financiera correspondiente. Y ese costo fue muy alto por la fuerte caída en las cotizaciones. Esto implica diferir el cómputo de la renta para el Impuesto a las Ganancias hasta el momento de la venta del título.

Litvin recordó que siguen exentos del impuesto a la renta financiera los títulos públicos de Brasil y Bolivia. Sobre todo los bonos brasileños, tienen compradores en Argentina.

Por otra parte, Mastandrea agregó que el diferimiento del reconocimiento de la renta financiera por los títulos público o las obligaciones negociables podrá aplicarse tanto para aquel tenedor que los hubiera enajenado durante el año como para aquel que los mantenga en cartera al 31 de diciembre de 2019.

Para el primer caso podrá significar un menor quebranto fiscal o un diferimiento del reconocimiento de la renta hasta la enajenación del título, y para el segundo, su amortización parcial o total, puntualizó Mastandrea.

Puntos clave para confeccionar el impuesto a la renta financiera

Mientras va terminando la tarea de los contadores que debían presentar las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias de sociedades en mayo, ya se viene en junio la presentación de Ganancias y Bienes Personales de personas humanas, y también la declaración del impuesto a la renta.

 

Litvin enfatizó que “esto es un parche, pero lo verdaderamente necesario es que se derogue el impuesto a la renta financiara, que fue un fracaso, porque desmotiva el ahorro, ya sea en bonos que el Estado necesita colocar, como en plazos fijos.

Tags relacionados
Noticias del día
Jornada negativa global

PASO 2021: a sólo días de las elecciones, el Merval cayó 2% con bajas de hasta 4,8% en acciones

PASO 2021: a sólo días de las elecciones, el Merval cayó 2% con bajas de hasta 4,8% en acciones
Pese a cerrar con un alto volumen de operaciones, la renta variable argentina cerró con descensos generalizados, tanto en el mercado local como en el exterior. Los bonos en dólares mostraron tropiezos de hasta 1,8%. Tampoco ayudaron los vecinos: Brasil tuvo un día muy negativo, con el Bovespa cediendo 3,78% y el ETF que sigue sus acciones perdiendo un 5,7 por ciento.