Reino Unido se pone más duro con los delitos financieros y aumenta controles y sanciones a bancos

La autoridad monetaria del país dijo que “se terminó la era de la irresponsabilidad”. El anuncio se produce luego de una serie de escándalos, entre los cuales está el que estalló cuando se detectó la manipulación de la tasa Libor. 

Reino Unido anunció el miércoles medidas drásticas contra las prácticas abusivas en los mercados  financieros, tras una serie de escándalos en que se vio  implicada la banca. “La era de la irresponsabilidad se acabó”, dijo el gobernador del Banco de Inglaterra.                

Las propuestas se amplía a los mercados de renta fija, monedas  y materias primas en donde se utilizarán condenas penales a quienes usen  información privilegiada. Las sentencias de cárcel para los infractores podrían ampliarse hasta 10 años.                

Bajo la llamada “separación de las manzanas podridas”, las personas despedidas de una empresa financiera no podrán  cambiarse a otra sin que el nuevo empleador conozca su historia.                

Miles de ejecutivos de alto rango de mercados financieros  tendrán que asegurarse que sus equipos sigan las reglas, aunque  a diferencia de los banqueros no se les presumirá  automáticamente responsables de lo que ocurra bajo su  supervisión, lo que puede debilitar el impacto de la propuesta.                

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que  los bancos centrales han compartido la responsabilidad por las  fallas del sistema en el pasado. Las reglas se extenderán a él y  a sus colegas del banco central británico, que el año pasado  fueron sorprendidos por un escándalo en el mercado de divisas.                

Carney sostuvo que los mercados de verdad son claves para la  prosperidad, "no los mercados donde las transacciones se hacen en salas de chat. No mercados donde nadie es responsable de nada”, dijo.                            

La Revisión de Mercados Justos y Eficientes (FEMR por su  sigla en inglés) -que busca llenar vacíos en la regulación del  mercado de divisas en particular- fue pedida hace un año por el  ministro de Finanzas británico, George Osborne, luego que bancos  fueron multados en miles de millones de libras en 2013 por  coludirse para fijar la tasa de interés interbancaria Libor.                

Algunos de los mismos bancos fueron castigados después con multas por tratar de manipular el mercado de divisas, que mueve  5 billones de dólares al día.                

“Las personas que fraudulentamente manipulan los mercados y  cometen crímenes financieros deben ser tratadas como los criminales que son, y así será”, dijo Osborne.  

Tags relacionados