Qué tiene Alberto Fernández

Lo primero que se dijo fue que de manera voluntaria el precandidato a presidente Alberto Fernandez llegó al Sanatorio Otamendi y Miroli para hacerse un chequeo general. Pero como siempre pasa alrededor de la salud de los políticos, los rumores comenzaron a crecer y apuntaron el día de ayer sobre la posibilidad de que tuviera culebrilla.

Sin embargo, a la noche apareció la verdad en manos del parte médico que difundió la institución. En el mismo los médicos tratantes afirman que presenta "buen estado general" y "deambulando por la habitación":

 

  • El paciente Alberto Fernández ingresó al Sanatorio Otamendi por sus propios medios, el día de ayer, lunes 3 de junio, con un cuadro de tos seca y dolor torácico, sin otros síntomas asociados.
  • En consideración de las intensas actividades presentes y futuras del paciente y sus antecedentes heredo familiares, se decide la internación para explorar el cuadro presentado y realizar una serie de chequeos generales sobre su estado de salud.
  • Luego de realizar varios estudios diagnósticos, se detectó una inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegmentaria. Presentó un ecocardiograma normal.
  • El paciente presenta buen estado general, con adecuado control del dolor, deambulando por la habitación, acompañado por su familia", concluye el comunicado del centro de salud.


Por su parte, Fernández emitió un mensaje en su cuenta de Twitter dirigido "a quienes se preocuparon francamente por mi salud".


El precandidato a Presidente por Unidad Ciudadana sostuvo que el parte médico "seguramente los tranquilizará". Y concluyó: "Vuelvo a trabajar con mi salud a pleno y mis ganas multiplicadas. ¡¡¡Gracias a todos!!!".

Previamente, fuentes de su entorno expresaron a Télam que el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo "está bien, tuvo un inconveniente pulmonar pero está realizándose los estudios previstos y calculamos que el jueves se va del sanatorio y enseguida arranca con todo la campaña".

Horas antes Fernández reconoció que tuvo un coágulo en un pulmón hace once años y que "fue justo un mes antes de dejar la gestión", o sea cuando renunció en 2008 a la Jefatura de Gabinete tras el conflicto con los productores del campo por las retenciones agropecuarias.

En esa ocasión "los médicos me dijeron que al bajar el ritmo me pudieron haber bajado las defensas", dijo Fernández, quien tuvo una intensa actividad y fue uno de los principales protagonistas del gobierno de Cristina Kirchner durante ese conflicto.

 
Tags relacionados