Qué opinan nueve economistas sobre el éxito o fracaso del plan Guzmán para la deuda

Una decena de especialistas opinaron sobre la oferta a los acreedores. Para algunos el plan de Guzmán es "ambicioso" y queda la Argentina al borde del default. Otros celebran que la quita de capital fue "leve".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó el esperado canje de deuda que contempla un período de gracia de 3 años y una reducción de intereses del 62%. Varios especialistas, entre ellos el ex ministro Hernán Lacunza, vieron con buenos ojos que no hubo una quita grande de capital. En cambio, otros consideran que la propuesta general fue "ambiciosa".

"Info incompleta: sin plazos, no puede calcularse valor presente", escribió el ex funcionario de Cambiemos. Pero Lacunza consideró "técnicamente razonable" que no haya sido una "quita grande de capital". Tanto el ex ministro, como el otrora funcionario de Interior, Ricardo Delgado coinciden en que faltan "detalles" pero remarcan la "quita leve". En Cambiemos hay quienes temen que la intransigencia para negociar lleve al Gobierno al default.

Ricardo Delgado

"Tampoco está claro que esto devuelva la sustentabilidad a la deuda. En todo caso, lo que sí hace es oxigenar mucho los próximos tres años, pero no descomprime vencimientos de capital una vez pasado ese tiempo. Hay que ver la reestructuración de los bonos bajo ley local", sostuvo.El especialista en deuda, de la consultora ACM, Jorge Neyro, rescató el "tono moderado y tranquilo" del anuncio que hizo Guzmán, sentado a metros de la vicepresidenta Cristina Fernández. El economista considera que ese tono "puede contribuir a que se negocie en buenos términos" y vaticinó como probable que la quita en bonos cortos sea un "poquito mayor" para equilibrarlos con los largos. A su vez, el investigador Ricardo Carciofi comentó que "una solución negociada a la deuda mejora las posibilidades de recuperación posterior, una vez que quede atrás el episodio de la pandemia".

El FMI tiene "esperanzas" en el éxito de la negociación de la deuda argentina

Tras el anuncio desde la quinta presidencial de Olivos de la propuesta oficial para el canje de deuda, el FMI manifestó su respaldo a la Argentina en el proceso y mostró expectativas positivas de que esta negociación termine de manera positiva.

Para el ex director argentino ante el FMI, Héctor Torres, el Gobierno "prefirió presentar una oferta que implica una quita muy ambiciosa". El economista cuestionó que no se haya aprovechado el contexto de la pandemia que hace que los contratos financieros sean de "cumplimiento imposible", para evitar el default. "Los detalles los conoceremos mañana, pero por lo que dijo el ministro Guzmán, los acreedores no la han aceptado", añadió Torres y recordó que el Presidente habló de "default virtual".

El economista José Gasparín advirtió que faltaba información aún pero consideró que "la oferta es agresiva en cuanto a las condiciones: implica un plazo de gracia por 3 años, reducción en los intereses y quita de capital". El especialista agregó que el Gobierno, en plena crisis por el coronavirus, "quiere liberar espacio en las cuentas del tesoro nacional para poder hacer política económica y recomponer la actividad económica". Gasparín añadió que "la situación fiscal de nuestro país ya era bien compleja y a esto se sumó el Covid-19 y las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que están derrumbando la recaudación".

El director de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, planteó: "No se sabe si con esto va a alcanzar, porque no conocemos si la economía va a caer 5% o 10% por el coronavirus y va a crecer el déficit y la emisión. Pero esta propuesta ayuda a retomar un camino sustentable".

Sigaut Gravina cree que los acreedores privados podrían pedir un pago cash como anticipo para poder aceptar el resto de la oferta y que, en adelante, no se pague ni capital ni intereses por tres años, "pero el problema es que Argentina tiene muy pocas reservas".

Guido Lorenzo, director Ejecutivo de la consultora Labour, Capital & Growth (LCG), dijo: "Así con estas pocas precisiones parece que hacés percha al tramo largo por la baja de cupones, los cortos no deberían sufrir mucho sin quita de capital".

Y completó: "Me parece que la decisión de hacer la quita sobre intereses apunta a ser más suave con la parte corta de la curva, que sufre la extensión de plazos pero poca quita de capital. En cambio, los títulos largos tienen valor por el cupón y ahí la quita en valor presente será muy alta, independiente de la exit yield".

Por su lado, el analista financiero Christian Buteler, opinó que la oferta fue "mucho menos agresiva de lo que se esperaba, lo que no significa que los tenedores de bonos bajo ley extranjera acepten".

Tags relacionados