Pymes industriales ven cierta mejora a partir de noviembre, si cede la pandemia

El dato surge de una consulta de CAME a pymes en todo el país. A partir de mayo se ve una desaceleración de la caída mes a mes, pero la producción terminaría el año con caída del 13,5%.

Tres meses consecutivos de desaceleración de las caídas en la producción de las pequeñas y medianas industrias fueron suficientes para cambiar el humor de los empresarios y la mirada a futuro.

"Las expectativas de los empresarios poco a poco se van acomodando y el horizonte de recuperación se ve más cercano", señala un comunicado de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), tras presentar algunos resultados de una consulta realizada a unas 300 empresas de todo el país.

Según la entidad "si la situación sanitaria se estabiliza en octubre, a partir de noviembre comenzará a observarse una suave reactivación en la industria pyme" y pasar a números positivos.

Desde enero de 2018 esto sólo se dio en febrero pasado, con un avance de 1,4%. A partir de marzo todo fue barranca abajo, aunque desde mayo mes a mes se observa una desaceleración de la caída.

La industria pyme atraviesa una situación compleja por la recesión que acumula más de dos años, agravada en 2020 por la irrupción del Covid-19.

Según proyecciones de CAME la producción manufacturera finalizará el año con una contracción del 13,5%. En julio cayó 13,6%, un salto notorio frente al desplome de 53,1% de abril.

Pero el golpe ocasionado por la pandemia fue de tal magnitud que un 11% de los empresarios pyme aún considera que "la economía puede seguir cayendo" en los próximos seis meses.

Cerca del 80% de los empresarios pide reducir la presión impositiva, flexibilizar el régimen laboral y mejorar el costo del financiamiento, indicaron fuentes de CAME.

En concreto, reclaman una reforma impositiva, con el eje en "la reducción del IVA, la simplificación y la eliminación del impuesto a los débitos y créditos bancarios". También una reforma laboral que reduzca indemnizaciones y cargas patronales, y la creación de un fondo de desempleo.

En cuanto a los costos financieros, solicitan "volver a implementar créditos a tasas subsidiadas del 21% para financiar inversiones", y bajar costos de administración de cuentas bancarias.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios