Provincias petroleras piden 'retenciones cero' y precio del barril a u$s 54 para sostener paz social

Gobernadores y ministros de Energía de diez provincias le pidieron al secretario de Energía, Sergio Lanziani, mantener un precio sostén para el petróleo, que no bajen las naftas y retenciones móviles tendientes a 0%

El desplome de la cotización del petróleo a nivel mundial agravó la situación de las provincias petroleras, que ya analizan la fenomenal caída de los ingresos que tendrán este año por la baja en la actividad hidrocarburífera y también en el turismo, en una zona como la Patagonia.

En ese escenario, los gobernadores y ministros de Energía de esa provincia enviaron el martes al 17 al secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani, su propuesta a través de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) para implementar retenciones móviles tendientes a 0% y mantener el precio del barril local -que compran las refinadoras a las productoras- en torno a los u$s 54.

En la actualidad, las retenciones están en un 12%, porque nunca se reglamentó el artículo de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que faculta al Ejecutivo a bajarlas a un 8% para la industria de los hidrocarburos.

A estos precios mundiales del crudo, las retenciones estarían en 0% según la propuesta petrolera, mientras que irían aumentando hasta un máximo de 8% si sube el petróleo.

Los precios de los combustibles líquidos (naftas y gasoil) se mantendrían sin cambios en abril mientras las petroleras garanticen actividad y empleo con eficiencia y mayor productividad, los sindicatos aseguren la paz social y posterguen la discusión paritaria y el Estado nacional no aumente los impuestos internos. El 1° de abril, el Gobierno nacional debería habilitar el incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) en $ 3,08 por litro para las naftas y $ 1,98 para el gasoil, decisión que sería prorrogada una vez más.

Otros temas en carpeta de las empresas es que los biocombustibles sigan congelados (lo que podría generar un agravamiento de la crisis de los productores de biodiesel y bioetanol y un profundo enojo de los gobernadores de Santa Fe, Córdoba y Tucumán, principalmente) y el tipo de cambio permanezca estable.

La carta de la OFEPHI, que nuclea a Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Río Negro, Mendoza, Salta, La Pampa, Formosa y Jujuy, indica que la pérdida de los recursos para estas provincias sería de $ 3800 millones mensuales, equivalentes a dos meses de salarios de los trabajadores estatales.

Las provincias también pidieron acelerar la discusión de la nueva Ley de Hidrocarburos o de un Régimen de Promoción y recordaron los efectos negativos del congelamiento de precios dispuesto en agosto de 2019 por el anterior Gobierno.

En Nación se resisten a la idea de un "barril criollo" como piden los gobernadores y las productoras no integradas. Las refinadoras, con Raízen y Puma Energy a la cabeza (por no estar integradas, como YPF y Axion) podrían pedir cambios en este esquema, que no los favorece.


 

 

 

Tags relacionados

Más de Economía y Política