EMITE BONOS POR $ 4069,7 MILLONES POR 2012 A 2014

Provincia regulariza una deuda con la caja de jubilaciones del Bapro

El Tesoro de la provincia de Buenos Aires acordó entregarle a la Caja de Jubilaciones del Banco Provincia un bono por $ 4069,7 millones para cancelar los déficits de los ejercicios 2012, 2013 y 2014. Se trata del saldo de una deuda que la Provincia tenía con el banco por adelantar fondos a su caja previsional para pagar a los jubilados, y que la gestión de María Eugenia Vidal descubrió al asumir.

Los bonos –con fecha de emisión en enero de 2018 y vencimiento en enero de 2024– se entregarán en los próximos días en reemplazo de tres títulos que vencían en 2020, 2021 y 2022. Se amortizarán en once cuotas trimestrales de 8,33% y una cuota trimestral de 8,37%, la primera desde abril de 2021. Pagarán intereses trimestrales a una tasa Badlar más un margen de 150 puntos básicos, desde octubre de 2018. Están garantizados por la coparticipación de impuestos.

"Este acuerdo es parte de los esqueletos financieros que nos encontramos en el placard cuando asumimos", indicaron fuentes de la Provincia.

En marzo de 2017, el principal estado argentino había regularizado la deuda de 2015 y 2016, por $ 7374 millones, con un título a tasa Badlar más 1,5 %.

En total, ambas emisiones cancelan una deuda de $ 11.443 millones de la provincia con el Banco Provincia que no había sido registrada, durante el gobierno anterior, fruto de las transferencias que la entidad bancaria adelantaba para cubrir el déficit de la caja de jubilados de ese banco en vez de que lo hiciera el Estado provincial. El Banco sí la tenía registrada como un préstamo en activo, pero sin un documento de respaldo.

Luego, en 2017, la caja del banco tuvo un déficit de $ 5219 millones, que la provincia canceló en marzo pasado con bonos emitidos en 2016, por $ 4259 millones, con descuento de capital por ser títulos a vencer en 2019 y pagar más tasa, un spread de 400 puntos.

Pero a partir de este año, como parte del plan del fisco provincial para sanear sus cuentas, es el Banco Provincia el que paga el rojo de su caja.

La sanción de la Ley provincial 15.008, el déficit de la caja –que se estima estructural, porque paga a unos 15 mil jubilados sobre 10.550 activos– es abonado con las utilidades del Banco Provincia. 

Esa ley modificó, además, el régimen previsional para los empleados del banco, como parte de un proceso para equilibrar la caja a futuro. Elevó a 35 los años mínimos de aportes y el haber cumplido 65 años, de forma gradual. Modificó el cálculo del haber inicial y cambió la tasa de sustitución al 70%.

A la vez, la provincia recibe las transferencias que ANSeS realiza a las cajas provinciales no transferidas, a partir de los porcentajes de armonización –del 75% en la caja del banco, según se definió en las auditorías de 2016– y los envíos de información de las jubilaciones para que sean liquidadas con los estándares nacionales, aún en marcha.

En 2016 la provincia recibió $ 5832,9 millones del organismo previsional y en 2017, un pago parcial de $ 1956,26 millones, y resta un saldo que aún no está determinado.

Para la gobernación, el Banco es parte de la hoja de balance del sector público provincial.

Para el Banco Provincia, la operación supuso un saneamiento de su balance: a diciembre de 2015, la provincia le debía $ 30.000 millones al banco, lo que representaba tres veces su patrimonio. La nueva gestión lo consideró el resultado de una constante utilización de la entidad como rueda de auxilio de los gobiernos anteriores.

La administración de Vidal regularizó la deuda y ya no tomó prestado dinero de la entidad. Así es que el banco pudo avanzar con un Plan de Encuadramiento con el Banco Central, que estaba pendiente desde hacía 17 años y que ya fue aprobado por el directorio de la entidad monetaria.

Tags relacionados
Noticias del día