Promesas incumplidas: cuál es la brecha entre inflación real y presupuestada

En la última década, la inflación real superó en casi 20 puntos porcentuales la presupuestada para cada año. Durante la gestión Macri, la brecha entre la inflación real y la proyectada se redujo en 2017, pero se vio fuertemente superada este año.

¿Por qué debería creerse que la inflación del año próximo será de 23% a diciembre cuando en los últimos diez años nunca se cumplió esa proyección presupuestaria? Ni siquiera en los dos años de gestión de Mauricio Macri, a pesar de las reiteradas promesas de que el Gobierno lograría encaminar el flagelo.

Un análisis del área de Economía del IAE Business School de la Universidad Austral, dirigida por Eduardo Fracchia, concluyó que en la última década ha habido un desfasaje promedio entre la inflación real y la presupuestada de 17 puntos porcentuales por las ya normales subestimaciones de los números.

"Desde el 2009 hasta el 2013, la subestimación de la inflación presupuestada se condice con la manipulación por parte del gobierno de las estadísticas de precios. Mientras que la inflación real fue en promedio 1,6 veces mayor a la presupuestada, la inflación medida por el INDEC resultó sólo 16% superior a la prevista en el presupuesto", señaló Fracchia.

A su vez, en los últimos tres presupuestos aprobados durante el gobierno de Cristina Kirchner (2014, 2015 y 2016), la previsión de inflación contemplada continuó con la lógica de los años previos, contemplando de antemano valores muy por debajo de la inflación real, agregó el informe.

En 2014, pese a la recesión económica, la inflación real resultó casi 4 veces la inflación presupuestada. Además del menor valor contemplado de antemano, colaboró el impacto de la devaluación de ese año.

 

Pero el mayor error de predicción se dio en 2016, cuando la inflación real fue de 41%, casi 3 veces el número previsto. Según el informe del IAE, "la significativa brecha con la inflación presupuestada (14,5%) se dio como consecuencia tanto de la baja previsión realizada durante el gobierno de CFK (presupuesto 2016) como por el traslado a precios del impacto de la devaluación durante el gobierno de Macri luego de la salida del cepo cambiario".

Durante los presupuestos del actual gobierno (2017 y 2018), la brecha entre la inflación presupuestada y la inflación real se redujo. En el 17, la brecha fue acotada, pero este año frente a una pauta presupuestaria de 15,7%, la real se encamina a ubicarse en torno al 42% y 45%. Entre las principales causas del error de predicción, se destaca la subestimación respecto de cómo impactarían los ajustes tarifarios y la devaluación. 

Diferencias entre la inflación real y la presupuestada. Fuente: IAE Business School
Diferencias entre la inflación real y la presupuestada. Fuente: IAE Business School
Tags relacionados
Noticias del día