Programa ATP: crece la cantidad de empresas que lo piden para cubrir salarios y en julio fueron 270.000

Numerosos empleadores pidieron auxilio a través del programa de asistencia. Son 40.000 más de los que efectivamente recibieron ayuda en su primera ocasión. Fernández espera el visto bueno del Congreso para anunciar estímulos.

Con signos de una depresión económica que no parece ceder, más de 270.000 empresas se anotaron para recibir ayuda al Estado para afrontar el pago de los salarios de julio de sus empleados, los que deberían abonar a más tardar el viernes de esta semana.

El gabinete económico sesionó este miércoles en la Casa Rosada y allí la AFIP llevó el detalle de los solicitantes de la nueva etapa del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), cuya perla es la asignación complementaria al salario que la ANSeS  abona cada mes a quienes cumplen con la cambiante vara que el Gobierno mide el impacto de la crisis económica que exacerbó la cuarentena .

El Gobierno informó oficialmente que hasta el 4 de agosto se inscribieron al ATP 274.557 empresas. Son 40.000 empresas más de las que fueron beneficiadas con el primer pago, en abril, pero 60.000 menos de las que oficialmente pidieron ayuda entonces. Concretamente, el ATP ayudó en abril a 234.000 empresas, a 222.000 en mayo, y a 218.000 en junio.

En efecto, la cantidad de empresas solicitantes de ayuda tuvo un pico al inicio del aislamiento estricto y luego se amesetó. Sin embargo, tras anunciar cambios en el mecanismo de asistencia, más empleadores recuperaron interés por el subsidio del Estado.

Subsidio directo, o crédito blando

El nuevo esquema de ATP ofrece dos opciones de asistencia: el salario complementario para las empresas cuya facturación en junio 2020 haya sido negativa en términos nominales respecto a igual período del año anterior, y préstamos con tasa subsidiada para las que hayan registrado una caída real cercana al 13%, que en términos nominales puede haber sido hasta 30% mayor.

Asimismo, el Estado cubrirá hasta dos salarios mínimos ($ 33.750) por cada trabajador que se desempeñan en empresas de sectores “críticos (entretenimiento, cultura, deportes, salud). El resto percibirá hasta $ 25.300, equivalente a un salario mínimo y medio. En cualquiera de los casos, no se asistirá a trabajadores con sueldos brutos superiores a $ 140.000.

El segundo componente de este nuevo ATP se ofrece a través de un crédito para las empresas de hasta 800 trabajadores. Si la facturación, en términos nominales, fue hasta 10% más que en junio de 2019, el crédito tendrá una tasa del 0%; si el incremento fue entre 10,01 y 20%, la tasa será del 7,5%; y para las empresas que hayan facturado entre 20,01 y 30% más, la tasa será del 15% anual.  Esta línea será otorgados a través de las entidades financieras.

La divisoria de aguas se basa en la expectativa oficial de ver un paulatino repunte del consumo en la medida que la situación sanitaria mejore y haya mayor circulación y, entonces, las empresas hoy beneficiarias del crédito para cubrir salarios tengan una recuperación a corto plazo.

Para las que tienen un horizonte más desafiante, el Gobierno incluirá incentivos para el consumo en sectores críticos, muchos de ellos por incluirse en el anuncio de las 60 medidas para la reactivación que -se espera- hará el presidente Alberto Fernández una vez que el Congreso dé aprobación a la ampliación de la moratoria

Por caso, el ministerio de Turismo y Deportes, a cargo de Matías Lammens, espera anunciar un plan para reactivar el turismo pospandemia. Los paquetes que se vendan antes del 31 de diciembre de 2020 recibirán el 50% del valor en compensación para gastar en ese viaje u otro en el futuro, y en esta cruzada ya está subida además Aerolíneas Argentinas, con programas para facilitar la conexión con los destinos.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios