Principio de acuerdo entre los sindicatos aéreos y Aerolíneas Argentinas

La pelea por la diferencia de 6,5% de la paritaria 2018 con los seis sindicatos aéreos se saldó con una suma fija que llega a $ 35000 más 14% en dos cuotas

A pocos días de que termine la conciliación obligatoria que frenó la andanada de medidas los sindicatos aéreos llegaron a un principio de acuerdo con el Grupo Aerolíneas Argentinas y Austral para dirimir el conflicto salarial respecto a la diferencia paritaria del 2018.

El próximo 28 de enero caía le medida dictada por la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Producción y los sindicatos ya habían anunciado que, de no encontrar una respuesta satisfactoria para los reclamos, volverían las medidas de fuerza.

En un encuentro que duró varias horas, los seis gremios que operan en el sector aéreo (APA, APTA, UPSA, APLA, ATCPEA y UALA) habrían acordado los lineamientos para saldar la diferencia respecto del 6% del acuerdo de 2018 que los sindicatos del Frente Aeronáutico aseguran que la compañía les adeuda y que fue escalando en diferentes medidas de fuerza.

La propuesta de la empresa para resolver esa diferencia está compuesta suma por única vez entre $ 5.000 y $ 32.000 más un 10,2% en enero y otro 4,1% en marzo. Además, se establece que el 1 de marzo se retoman las negociaciones para las paritarias 2019. En paralelo "la empresa y los gremios se comprometen a trabajar en un sistema de autocomposición de los conflictos gremiales, para evitar que las diferencias se transformen en medidas que impacten de manera sorpresiva en los pasajeros", explicó una fuente de la compañía.

Desde los gremios explicaron a El Cronista que aún no está aceptada la oferta que "en total rondaría el 20%, lejos del 8% que se había propuesto en un principio". La aceptación o no dependerá de las asambleas que realizará hoy cada uno de los gremios con sus afiliados para saber si los trabajadores avalan o no. Por ahora está confirmada una asamblea del gremio de pilotos a las 14 horas.

La discusión también estaba enmarcada en que los trabajadores aeronáuticos de Aerolíneas Argentinas y Austral no cobraron el bono de fin de año -las empresas estatales no estaban incluidas en el decreto-, en el caso de la línea de bandera también pesa las 376 suspensiones que había dictado la compañía a sus empleados luego de una asamblea que duró más de ocho horas. En este caso, la compañía había propuesta no aplicarlas, pero no dejarlas sin efecto.

La paritaria también incluye a Latam Argentina, donde los sindicatos denuncian que las paritarias están desactualizadas y para Avianca Argentina, donde prima el estado de "alerta" ante la posible pérdida de fuentes de trabajo y la "marcha atrás en el plan de expansión".

El conflicto por el que la empresa no pagó por clausula gatillo de la paritaria anterior quedará saldado entonces. Es que la nueva propuesta parte de la base que la nueva pauta para los incrementos propuestos se aplica sobre el sueldo de septiembre más el 6,5%.

Los gremios que conforman el Frente Aeronáutico mantienen un enfrentamiento con el gobierno nacional en la persona del Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich h, por su política denominada "La Revolución de los Aviones" a quien señalan como el encargado de liberalizar el mercado local en detrimento de la aerolínea de bandera.

Por otro lado, también están en pie de guerra por la autorización que se le otorgó al gremio de Flybondi y la intención de las autoridades de la compañía de bandera de modificar los convenios colectivos de las diferentes entidades gremiales. Respecto a este último punto, se abrieron mesas de negociación en donde no se registraron avances.

Tags relacionados