COMO EN 2017, YA PIDEN ACOTAR LA OFERTA OPOSITORA

Por la "turbulencia", los intendentes del PJ no quieren internas en 2019

Más allá de pensarlo como una estrategia política, desde algunos municipios ya advierten que no tendrán los recursos necesarios para las campañas

Un intendente peronista del Conurbano lo resume así: "El año que viene, en el cuarto oscuro, habrá una boleta para que Mauricio Macri siga y necesitamos las menos posibles que digan que se vaya". Esta es la pretendida "unidad", que todas las vertientes justicialistas pregonan hasta que aparece el "factor Cristina" (Fernández de Kirchner).

Ahora bien, frente al aún incierto tablero electoral bonaerense, con un PJ Federal que no logra desembarcar en la necesaria provincia para pensar una boleta nacional, los jefes comunales que sobrevivieron a la ola de Cambiemos en 2015 ya comenzaron a reeditar un clásico reclamo de cada elección: que no haya internas locales.

Lo llamativo en este prólogo del 2019 es que el pedido no sólo se argumenta sobre una estrategia política: evitar la dispersión del voto propio en una PASO o escapar a la imagen de "nos peleamos entre los peronistas". Con la crisis financiera macrista, hay quienes anticipan una cuestión presupuestaria.

"No tendremos los mismos recursos para la campaña, encima si hay que aportar además a la provincial y a la nacional ", se quejan desde uno de los distritos más cristinistas, lo cual pasa a ser la novedad. Los fondos nacionales se reparten entre los disputantes de una interna.

Ahora irían a pedirle a la senadora, si se erige como la gran electora opositora, que evite la multiplicidad de postulantes. Otra vez: lo mismo ocurrió en las legislativas, cuando Unidad Ciudadana terminó borrando precandidatos minutos antes de las PASO.

No fue así en las últimas ejecutivas: en 2015 varios de los candidatos más consustanciados con el entonces oficialismo, lograron desbancar en la interna del FpV a los "históricos" PJ.

El peronismo, espacio verticalista si los hay, hoy muestra escenas de "horizontalidad" (Máximo Kirchner no fue orador del acto del 17O, un gesto). Más allá de la dispersión, aún con las encuestas de CFK, en los municipios destacan la falta de "lapicera" para plantear una "mesa de negociación" en igualdad de condiciones. Tampoco La Cámpora posee, como hace tres años, la "caja" de organismos como la Anses para disputar una interna. Incluso, están en manos hoy de precandidatos de Cambiemos.

Tags relacionados