SE TRATA DEL DIRECTIVO INDUSTRIAL JUAN CARLOS LASCURAIN

Por la causa de la mina de Río Turbio, detuvieron a un extitular de la UIA

Fue apresado tras presentarse ante el juez Luis Rodríguez luego de tomar conocimiento de que se había librado una orden de captura en su contra. Fue presidente de la Unión Industrial Argentina entre 2008 y 2010.

El empresario metalúrgico y ex presidente de la UIA, Juan Carlos Lascurain, quedó detenido ayer por una causa vinculada a las presuntas irregularidades en las obras de la mina de Río Turbio, en Santa Cruz.

Lascurain se presentó ante el juez Luis Rodríguez luego de tomar conocimiento de que se había librado una orden de captura en su contra, indicaron fuentes judiciales.

El empresario, que fue presidente de la Unión Industrial entre 2008 y 2010, ocupa actualmente una de las ocho vicepresidencias de la central fabril.

Cercano al kirchnerismo, también presidió la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) y fue uno de los empresarios que apoyo fuertemente al gobierno anterior.

Desde la UIA, Lascurain apoyó fuertemente al gobierno anterior

Lascurain preside la empresa Fainser, que había obtenido una licitación para la construcción de obras viales en la localidad de Río Turbio, que nunca se terminaron de ejecutar.

La obra consistía en la pavimentación del trazado de la denominada venida de los Mineros en Río Turbio y por la misma causa el juez que interviene en la causa detuvo el lunes al intendente de esa ciudad, Atanasio Pérez Osuna, y al legislador kirchnerista Matías Mazú.

En esta causa, ligada a la principal por los desvíos de fondos en mina de Río Turbio, por la que está detenido el exministro de Planificación Julio de Vido, se investiga la obra de determinación de precios de la Avenida de los Mineros, que une la rotonda de ingreso a ciudad con la localidad de 28 de Noviembre.

Lascurain preside la empresa Fainser, que había obtenido una licitación para la construcción de obras viales en la localidad de Río Turbio, que nunca se terminaron de ejecutar.

La denuncia por esta obra había sido radicada por el interventor de YCRT, el radical Omar Zeidán, quien le apuntó a la empresa constructora Fainser S.A., encargada de la obra, que tiene como apoderada a Romina Mercado, hija de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

El fiscal Carlos Stornelli había pedido la detención de los tres imputados por querer cobrar un anticipo de $ 50.000.000 por una obra de $ 500.000.000 que nunca se inició.

Tags relacionados