EL MINISTRO SICA RECIBIÓ AYER A LA DIRIGENCIA DE ADEFA

Por la baja de reintegros, podrían frenarse las exportaciones de autos

La medida preocupa a la industria pero el Gobierno apuesta a mantener inversiones y abrir mercados, en base al tipo de cambio y la baja de impuestos provinciales

La decisión de reducir reintegros de exportación que reciben unos 6600 productos primarios e industrializados dejó heridos en todos los sectores productivos, mucho más luego de que apenas quince días antes de que se tomara esa medida, el ministro de Producción, Dante Sica, descartara que el Gobierno pensara avanzar en ese terreno. Lo cierto es que la lógica fiscalista del Ministerio de Hacienda decidió recortar el beneficio -en rigor, es una devolución de impuestos pagados en el proceso de producción- que se oficializó ayer a través de la publicación ayer del Decreto 767/2018 en el Boletín Oficial.

Con ese telón de fondo, ayer por la tarde Sica recibió a directivos de a Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), un encuentro en el que se analizó el impacto que genera la baja en los reintegros, así como los avances logrados en el programa de competitividad sectorial. Al respecto, el Ministro de Producción destacó que "uno de los pilares del Plan 1 Millón es la apertura de nuevos mercados, sobre los cuales vamos a seguir trabajando en aspectos que hacen a la competitividad sistémica".

El decreto 767 establece una reducción del 6,5% al 2% en las ventas externas a países del Mercosur, una baja sustantiva para el sector automotor, que es el tercer complejo exportador argentino, detrás del oleaginoso y cerealero, y el primero de origen netamente industrial. Frente a ello, Sica consideró que "tenemos que trabajar con las provincias en la baja de ingresos brutos previsto en el pacto fiscal para mejorar la carga impositiva de la industria automotriz y de todos los sectores".

En relación a los reintegros, Hernán Vázquez, titular de Volkswagen Argentina aseguró que considerando el perfil exportador de la industria, "la reducción de reintegros se contrapone al propósito de la misma. Es decir, compensar a través del reintegro los impuestos anteriores pagados en las distintas etapas de producción, y de esta manera, evitar su exportación".

Pero el directivo fue un poco más allá y señaló que la medida "puede afectar los planes de exportación y producción del sector". Al respecto, subrayó el compromiso de la industria automotriz de trabajar junto al gobierno y las provincias en la baja del Impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB) previsto en el Pacto Fiscal, para compensar la reducción del reintegro en el sector.

 

Paso adelante

 

Desde ADEFA valoraron, no obstante, los avances logrados en la implementación de la Ley de Autopartes, lo que permitió a algunas terminales acceder a adelantos del bono fiscal previsto en la norma por la integración de partes y piezas de origen nacional, destinada al desarrollo de proveedores.

Como no podía ser de otro modo, tratándose del sector automotriz, la relación con Brasil también estuvo presente en la mesa de debate, lo mismo que la simplificación burocrática y la apertura de nuevos mercados.

Desde el Ministerio de Producción, se pretende "fortalecer aún más el proceso de inversión, la producción y la exportación, sobre la base de una agenda de trabajo que incorpore el desarrollo de nuevas motorizaciones eléctricas e híbridas y la internalización de las tecnologías 4.0 en toda la industria", señaló un comunicado de la cartera que conduce Dante Sica.

Tags relacionados