Cuál es el plan de los intendentes para sancionar a los comercios que aumentos los precios

El presidente firmará un DNU que los faculta para controlar los valores máximos de referencia en productos esenciales. Apuntan a evitar abusos con multas económicas, clausuras o decomisos.

A partir de esta semana, los intendentes del Conurbano bonaerense y otros centros urbanos del país contarán con más herramientas para contener la escalada de precios en productos esenciales de la canasta familiar registrada en parte como consecuencia de una contracción de la oferta -por el cierre de centros de abastecimiento- y en parte por intermediarios y vendedores que aumentaron injustificadamente sus márgenes.

El presidente Alberto Fernández anticipó que firmará un DNU que designará a los jefes comunales como autoridades de aplicación de la ley de Defensa de la Competencia, de manera que puedan advertir y sancionar por subas injustificadas de precios en los pequeños comercios de cercanía, adonde enviarán en primera instancia a sus tropas.

La cesión de potestades en favor de los intendentes fue por videoconferencia entre el presidente y los intendentes el pasado martes, y se aceleró tras la polémica ocurrida el viernes en La Matanza ante el cierre de un hipermercado Coto, decidida por el municipio tras alegar fallas de salubridad e higiene. La compañía resistió y su fundador, Alfredo Coto, desafió en el lugar al mismísimo intendente, Fernando Espinoza, a explicarle los motivos del cierre, que el empresario interpretó con "motivos políticos".

Jefes comunales de distintas vertientes políticas se mostraron de acuerdo con la medida, siendo que los municipios tienen facultades limitadas de fiscalización y control. Consultados por El Cronista, advirtieron que focalizarán en efectuar clausuras temporarias de comercios que tengan productos con precios por encima de los máximos de referencia, exijan valores mínimos de compra, no acepten medios de pago electrónicos o incluso cobren recargos a las transacciones con débito y crédito. Otra de las opciones que tendrán a mano será el decomiso de bienes y su entrega a comedores y otros centros de atención a gente vulnerable.

Los jefes comunales apuntan a fiscalizar los precios minoristas de alimentos y elementos de higiene y limpieza, teniendo como referencia el Programa Precios Cuidados, y evaluar cómo controlar carnicerías y verdulerías, donde se registraron fuertes subas en los últimos días. El Presidente se quejó de los precios de la carne, y avisó que con este cambio "seremos inflexibles, porque el elemento que necesitaban para controlar (los intendentes), lo van a tener".

Tags relacionados

Más de Economía y Política