Plan Gas y tarifas: las distribuidoras piden certezas

Las distribuidoras de gas consultaron al Gobierno sobre las garantías que habrá para cobrar tarifas y que el Estado pague los subsidios a las petroleras. Buscan asistencia financiera para pagarle a las productoras y retomar las inversiones.

Las distribuidoras de gas le plantearon al Gobierno algunas dudas sobre el Plan Gas. En distintas cartas enviadas en estos días, las empresas le pidieron a la Secretaría de Energía certezas sobre un futuro aumento de tarifas en 2021, que servirá para pagar sueldos y retomar el plan de inversiones, así como también solicitaron garantías para no quedar en deuda con las petroleras y que el Estado asuma cualquier costo si el programa falla ante un la aparición de un nuevo desequilibrio macroeconómico.

Según pudo saber El Cronista, casi toda la industria reclamó "que quede claro" cómo será el pass through.

Es decir, que el Gobierno explicite cuánto del costo del gas se trasladará a las tarifas y cómo el Estado subvencionará la diferencia.

Se estima que mañana las productoras de gas (YPF, Total, Tecpetrol, PAE, Pampa Energía y CGC, entre otras) presentarán ofertas por entre u$s 3,40 y u$s 3,70 por millón de BTU, mientras los usuarios pagan en torno a u$s 2,30.

Las distribuidoras (Metrogas, Naturgy, Camuzzi y EcoGas, entre las principales) aclararon que, por ley, son neutrales en cuanto al costo del gas, con lo que no deben perder ni ganar dinero.

En 2018, la devaluación del peso movió el tablero del sector y una deuda de $ 29.500 millones se arrastra desde entonces.

En los papeles, las distribuidoras deben pagarle a las productoras, pero para ello necesitan que los usuarios se hagan cargo de esa diferencia, algo que se intentó en el Gobierno de Mauricio Macri, con un resultado infructuoso, que hubiera generado un gran costo político.

El Estado finalmente absorbió el costo pero solamente giró una de las 30 cuotas en diciembre de 2019 y después el Congreso lo limitó.

Los pedidos de las empresas buscan que no se repita esta situación, que lleva más de dos años sin resolverse.

Donde sí las distribuidoras encuentran la rentabilidad es en el Valor Agregado de la Distribución (VAD) que perciben y que se encuentra congelado desde abril de 2019.

Por este motivo, buscan que se apruebe una asistencia financiera extraordinaria para no atrasarse en los pagos a las petroleras y reanudar las obras comprometidas. Lo que cobran de los usuarios lo utilizan para pagar salarios, indicaron fuentes del sector.

Gas Nea, que opera en el Noreste del país (Entre Ríos, Corrientes y Chaco) fue una de las que entregó una misiva al secretario de Energía, Darío Martínez.

Este jueves, la empresa inaugurará un nuevo gasoducto de aproximación a Villaguay, en Entre Ríos, para el que invirtió $ 350 millones.

Naturgy y Camuzzi, con operaciones en el norte y oeste del Gran Buenos Aires y en la Patagonia y la Pampa Húmeda, respectivamente, también enviaron cartas al Gobierno con distintas consultas y pedidos.

La adjudicación del Plan Gas será el próximo martes 15, mientras que los contratos se tendrán que firmar en las últimas dos semanas del 2020 para llegar al 1 de enero de 2021 con el suministro normalizado.

El programa fue respaldado el lunes por los mayores empresarios energéticos del país, como Paolo Rocca, Alejandro Bulgheroni y Marcelo Mindlin.

En las compañías proveedoras de la industria hay incertidumbre. "Ojalá que funcione, porque la Vaca está más Muerta que nunca", dijo un empresario.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios