Pichetto habló de la estrategia oficial para revertir el resultado de las PASO: cuál es

El candidato de Juntos por el Cambio se mostró confiado en dar vuelta el mal desempeño de agosto en los comicios de octubre. "Todavía no hay nada escrito", sentenció.

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, dejó entrever cuál es la estrategia que tiene Juntos por el Cambio para intentar achicar la diferencia en las urnas y forzar un ballottage.

El senador nacional se refirió, en primer término, a los que no fueron a votar y a los que fueron y castigaron al Gobierno con su voto.

"Hay tiempo para reflexionar sobre el voto hasta octubre. Creo que las expresiones minoritarias se van a achicar. Los tres puntos de Gómez Centurión no sirven para nada", afirmó. Y analizó en igual sentido las performance de José Luis Espert, Nicolás del Caño y Roberto Lavagna.

"Creo que las expresiones minoritarias se van a achicar. Los tres puntos de Gómez Centurión no sirven para nada".

Además, apuntó a Cristina Kirchner al recordar que "detrás de Alberto Fernández están la ex presidenta y La Cámpora". Y criticó también al ex jefe de Gabinete por sus dichos sobre la deuda externa.

"Habló de reestructurar la deuda y voló una bomba en Wall Street. Hay que ser cuidado con lo que se dice", lanzó.

Pichetto defendió, por otra parte, las medidas económicas que tomó el Presidente luego de las PASO y criticó la negativa de las provincias. "Se enojan cuando en realidad es la gente la que está en juego", apuntó.

Pichetto participó en el seminario Democracia y Desarrollo junto al ex presidente brasileño Henrique Cardoso.

"El bolsillo pesa. Ahora se tomaron medidas que van en alivio de los sectores más afectados. Se levantó el piso de Ganancias, se liberó el IVA a los productos básicos de la canasta familiar. Las provincias van en contra de la gente. Muchas de esas medidas que el Gobierno ha tomado, las planteaba el candidato a presidente y ahora que las toma, las provincias se enojan cuando en realidad es la gente la que está en juego", expresó.

Y señaló que "el primer desafío de Mauricio Macri es que el proceso electoral no impacte sobre la gente como colocar un freno al dólar que es un problema del supermercado (...). La economía es bimonetaria, nos guste o no, es la historia argentina de los últimos 80 años".

"El poder del presidente es directamente proporcional a la economía. Si se diluye el poder presidencial se debilita la economía. Hasta octubre hay tiempo para reflexionar el voto", concluyó.

Tags relacionados