Pese a la presión de Provincia, Ciudad quiere mantener su cuarentena actual

Las autoridades porteñas evaluarán en los próximos días una serie de variables para definir si restringe algunas actividades. Mientras, la Provincia insiste en regresar a la fase 1 en ambos distritos.

El consenso expresado el pasado viernes por Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof respecto a la preocupación por la escalada de casos de coronavirus en el área metropolitana, se esfumó ayer tras el almuerzo que mantuvieron ambos con Alberto Fernández. Mientras la Provincia presiona para regresar cuanto antes a una fase 1 del aislamiento obligatorio y así descomprimir la presión sobre el sistema de salud, en la Ciudad se aferran al estado de situación actual y piden tiempo para evaluar cómo evoluciona un puñado de variables.

Tras el almuerzo que compartieron las tres autoridades en Olivos, Rodríguez Larreta encabezó una reunión con sus manos derechas y los ministros más involucrados en la toma de definiciones sobre la pandemia. El mensaje fue uno: solo se tomarán decisiones atentos a la evolución de la cantidad de casos, la velocidad de contagios y la disponibilidad de camas de terapia intensiva en los hospitales públicos porteños. Recién a partir del jueves se definirán los próximos pasos, que el jefe de Gobierno le presentará a Fernández. 

Aunque la intención es mantener la flexibilización de la cuarentena en la Ciudad tal cual se lleva adelante en este momento, si el análisis de los datos es desfavorable habrá vuelta atrás con algunas aperturas y habilitaciones. "Si continua esta fase de crecimiento obviamente vamos a tener que tomar medidas de restricción", admitió ayer el vicejefe de gobierno Diego Santilli, en diálogo con Todo Noticias. 

De acuerdo al funcionario, la Ciudad registraba hasta la semana pasada un promedio sostenido de 550 casos por día, mientras que en la actualidad ya había trepado a los 750. "Son muchos más casos, pero con una velocidad que es lenta todavía", indicó. Por la noche, una hora después de las palabras de Santilli, el Ministerio de Salud de la Nación difundió que los nuevos casos de coronavirus del día en la Ciudad de Buenos Aires se habían disparado a 1024, el doble que la semana pasada.

En tanto, desde el Ministerio de Salud porteño confirmaron que se encuentran ocupadas 179 (45%) de las 400 camas de terapia intensiva destinadas a pacientes con COVID-19 y 751 (50%) de las 1500 camas generales disponibles para pacientes moderados de los hospitales públicos porteños.

¿Cuándo vuelven las peluquerías?: la respuesta de la Ciudad a una actividad en crisis

Autoridades del gobierno de la Ciudad, encabezadas por el vicejefe de gobierno Diego Santilli, recibieron hoy a un grupo de peluqueros ,quienes plantearon la necesidad de reabrir de inmediato sus comercios, en tanto que reclamaron un protocolo que se ajuste a sus situaciones económicas.

Hoy las autoridades porteñas apuestan a no dar marcha atrás con la apertura de comercios, las habilitaciones para realizar actividades físicas por la noche y las salidas recreativas de los menores el fin de semana. En cambio, sí se avanzaría en mayores controles en el transporte público donde se facilita el transporte del virus de un distrito a otro y el contagio a partir de las aglomeraciones.

Santilli apuntó también que la apuesta de la Ciudad para controlar la situación es la detección de los casos estrechos de personas ya contagiadas. Confían en los buenos resultados que registraron en los barrios vulnerables tras el desembarco del operativo nacional DetectAR, que ahora se extendió por otras parte de la ciudad como Balvanera, Flores, Barracas, Almagro y Constitución. 

Tags relacionados
Noticias del día