Paro de trenes: no hay servicio en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano por un conflicto de maquinistas

Afecta a 500 mil personas. Se dispuso en esquema de micros que conectarán las principales estaciones del AMBA. Si bien la medida de fuerza es nacional, garantizan los servicios de larga distancia.

El Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad arrancó desde la primera hora de este martes un paro de 24 horas en todo el país. Es en demanda del pago de "una cuantiosa deuda" con la obra social ferroviaria. La medida afecta a 500 mil personas en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

El titular del sindicato, Omar Maturano, confirmó a la agencia Télam que desde esta medianoche dejaron de funcionar los servicios ferroviarios, tras el fracaso de las negociaciones mantenidas este lunes con la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), de la que además participaron el gremialista de Obras Sanitarias y par del consejo directivo de la CGT, José Luis Lingeri, y el presidente de la Obra Social Ferroviaria (OSFA), Juan Sifrén.

Desde la empresa Trenes Argentinos comunicaron este lunes a la noche que la medida paraliza las líneas Roca, Mitre, San Martín, Sarmiento, Belgrano Sur y Tren de la Costa, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Ante esta situación, el Ministerio de Transporte de la Nación dispuso un cronograma de micros que conectarán las principales estaciones de cada ramal con las cabeceras porteñas.

En cambio, "los servicios de larga distancia programados para este martes están garantizados y circularán de acuerdo al horario programado", aseguraron en Trenes Argentinos.

El gremio adelantó que, de no recibir respuestas, "se profundizará el plan de lucha" con otra huelga el 31 de diciembre y el 1 de enero próximos. Esperan que el Gobierno se comunique en las próximas horas para poder avanzar en las negociaciones.

El conflicto

Maturano sostuvo que "no hubo respuestas a la necesidad de resolver el grave problema, que convirtió a la obra social de la actividad en deficitaria", y anunció nuevas huelgas nacionales para el 31 de diciembre y el 1 de enero próximos.

La deuda de la SSS con la obra social, según el gremialista, asciende "a $ 140 millones" por el sistema único de reintegros, que "es dinero que ya desembolsó la entidad para atender la salud de sus afiliados, pero lo grave es que se procura reconocerlo a valores del año 2017".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios