Para garantizar allanamientos a CFK, Cambiemos frenó viajes a senadores

Será un escenario complejo el de la sesión de hoy en el Senado, cuando desde las 14 el recinto retome el debate que pasó a cuarto intermedio la semana pasada para definir si avala o no los allanamientos que pidió el juez federal Claudio Bonadio a tres propiedades y el despacho de la ex presidenta y senadora, Cristina Fernández de Kirchner. Con el bloque Justicialista dividido, Cambiemos prefirió no arriesgarse y canceló los viajes que varios de sus senadores tenían previstos a la asunción de Mario Abdo en Paraguay.

Según pudo saber El Cronista, el primero en bajarse del avión fue el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, Julio Cobos (UCR). Tampoco viajará el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (PRO). El único que hasta anoche mantenía el plan, con el compromiso de volver al mediodía para participar de la sesión, era el jefe del bloque PRO, Humberto Schiavoni.

Cambiemos debió rever los planes de varios de sus senadores (originalmente se habló de once legisladores que viajarían, luego de cuatro y finalmente de uno, Schiavoni, aunque la información del bloque oficialista fue distribuida con cuentagotas) a la luz de la división que estalló en el bloque Justicialista de Miguel Pichetto. Esa bancada, tras una fuerte discusión, resolvió que no tendrá una postura unánime a la hora de la votación.

Luego de que Pichetto anunciara públicamente su disposición a permitir los allanamientos al menos en los domicilios de la ex presidenta, surgieron voces de su propio bloque en contra de esa postura. El formoseño José Mayans consideró que Bonadio "tiende a dar un golpe mediático" y "un poquito también a humillar" a CFK.

Así, entre la división del bloque Justicialista y las posibles ausencias cambiemitas en el inicio del debate, el oficialismo corría el riesgo de que los pedidos de Bonadio fuesen rechazados. Por eso, decidió cancelar la mayoría de los viajes de sus senadores a Paraguay.

Además, en el temario de la sesión aparece otro tema de interés para Cambiemos: el proyecto de ley de extinción de dominio, que se encuentra trabado desde hace más de un año y busca permitirle al Estado hacerse con bienes obtenidos por medio de actividades ilícitas o utilizados para ellas. Hay tres iniciativas distintas, una del bloque Justicialista (que es la que consiguió más firmas), otra de Cambiemos y otra del PJ-FPV. Ante un escenario tan fragmentado, Pichetto abrió anoche una negociación con el kirchnerismo para intentar conformar mayoría.

Tags relacionados
Noticias del día