Para el Gobierno, el congelamiento de nafta evitó mayor inflación

En la exposición Argentina Oil & Gas, funcionarios plantearon que en noviembre volverá a haber libertad de mercado para aumentar los combustibles.

La XII Exposición Argentina Oil & Gas arrancó este lunes en La Rural en medio de una pronunciada decepción por parte de las empresas energéticas por el contexto macroeconómico y el congelamiento de precios de los combustibles y las tarifas

También algunos lamentan los malos resultados que arrojó el camino trazado por el Gobierno desde 2015, un rumbo que marcan como positivo pero que no se desarrolló como positivo.

En esta línea, un funcionario consultado por El Cronista contestó que "si no hubiera habido congelamiento, la inflación hubiera sido mayor" en agosto y septiembre.

"La transición hacia el descongelamiento de los precios ya empezó. El 37% de la facturación de las refinadoras es libre (canal mayorista y combustibles para aviación y barcos) y el 14 de noviembre volverá a haber libertad para el canal minorista", insistió.

La Expo 2019 más importante del área de energía fue inaugurada por el secretario nacional del área, Gustavo Lopetegui. Frente a la mirada de los principales ejecutivos petroleros (Miguel Gutiérrez, de YPF; Alejandro Bulgheroni, de Pan American Energy; Sean Rooney, de Shell; y Thilo Wieland, de Wintershall, entre otros), otorgó un mensaje que dejó un sinsabor en el sector.

"Con el petróleo no seremos ni Noruega ni Angola. Lo gestionaremos como somos en Argentina", postuló Lopetegui, en referencia a las posibilidades que otorgará Vaca Muerta: un dilema entre el despegue definitivo hacia el crecimiento o el hundimiento.

Para el secretario de Energía, ese dilema, planteado muchas veces por el economista Ricardo Arriazu, "es falso". "Vamos a ser Argentina con nuestras fragilidades y debilidades estructurales, e intentaremos construir sobre lo que otros ya hicieron", dijo en tono realista.

En lo que se aproximó a un mensaje de despedida, Lopetegui recordó el punto de partida para el sector en 2015: balanza comercial energética deficitaria, producción de petróleo en baja y tarifas congeladas.

Ya es un clásico de sus presentaciones: trajo a cuenta que en 2006 el país tenía un superávit de energía por u$s 6100 millones y, siete años más tarde, el déficit fue de u$s 6900 millones.

"Son u$s 13.000 millones que se les quitó al empleo, a la inversión y a la recaudación porque el gas importado se pagaba 10 veces más caro que el producido localmente", criticó al kirchnerismo, sin nombrarlo.

Pero ahora, ya sin esa "ancla" o "freno", la energía se convirtió -en sus palabras- de vuelta en un motor del crecimiento, gracias al "diálogo y la cooperación" entre el Gobierno nacional, las provincias, las empresas y los sindicatos en la Mesa de Vaca Muerta, y tras las subas de tarifas, precios regulados, con libertad comercial y de capitales.

"La inversión creció sustancialmente. En 2015 había 100 etapas de fractura por mes en Vaca Muerta, casi todas de YPF, y este año ya hay 600 etapas, con solo un 40% por parte de YPF", informó Lopetegui, que estuvo rodeado por sus principales colaboradores de la Secretaría.

El presidente del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, afirmó: "La coyuntura es dificil. Vaca Muerta es conocida en todo el mundo pero sólo por su nombre".

Para el petrolero, Vaca Muerta todavía no tiene impacto mundial. Para eso, se necesitaría que produzca 500.000 barriles por día (bpd) de petróleo, mientras hoy solamente se extraen 70.000.

Tags relacionados