Para Lacunza y Redrado, el Gobierno tiene que bajar el gasto para restaurar la confianza

Ambos ex funcionarios convergieron en sus posturas y aseguraron que para salir de la crisis el primer paso es el ordenamiento fiscal, por el lado de las erogaciones, sin el cual cualquier medida de estabilización cambiaria que se tome será insuficiente.

En su participación en el 56° Coloquio de Idea, el ex ministro de Hacienda Hernán Lacunza y el ex presidente del Banco Central (BCRA) Martín Redrado afirmaron que el ordenamiento fiscal por el lado del gasto público representa una de las condiciones más importantes para la estabilización de la economía.

Las posturas de ambos coincidieron en que las tensiones actuales en el frente cambiario derivan de la inestabilidad de las variables macroeconómicas y advirtieron por el elevado nivel de déficit fiscal de este año, el previsto para 2021 y su financiamiento con emisión monetaria.

Lacunza, que fue el ministro de Hacienda de la administración de Mauricio Macri desde agosto de 2019 hasta el final del mandato, señaló que las tensiones que experimenta la Argentina en el frente cambiario con la brecha y los dólares paralelos es una consecuencia del desequilibrio fiscal y la falta de confianza en su reversión.

En ese punto, calificó las medidas del BCRA como "homeopáticas" e indicó que no hay medidas aisladas que permitan recrear la estabilidad sin un plan económico consistente detrás. Así, enfatizó la necesidad de la baja del gasto público para achicar el déficit fiscal. 

"Todo lo que no haga la política económica por las buenas lo va a hacer el tipo de cambio por las malas. La solución no va a ser una aliquimia financiera, sino  un plan económico consistente. No hay una medida aislada que permita recrear el equilibrio en el mercado de divisas si no tenemos el diagnóstico que estamos gastando más de lo que podemos", dijo.

Y agregó: "Cuando el Gobierno el lunes sube el gasto, el martes lo financia con emisión, el miércoles sube la demanda de dólares, el jueves sube el dólar blue y el viernes se pregunta por qué hay que bajar el gasto demuestra que tiene un problema de diagnóstico."

Lacunza afirmó que las variables macroeconómicas "mandan" por sobre las microeconómicas, que la reducción del gasto público para el equilibrio fiscal es "decisivo" para la estabilidad inflacionaria y que es un paso previo para la baja de impuestos y el robustecimiento de la competitividad.

"Si algo aprendimos, es que la macro manda. Todo lo que hagamos en la micro va a ser reversible si no hay estabilidad macro. El ingrediente fiscal es decisivo para tener estabilidad inflacionaria. Para que podamos bajar impuestos y ganar competitividad hay que hacer algo con el gasto antes, no después. La secuencia importa mucho", dijo.

Por su parte, Redrado coincidió en la necesidad de estabilizar la macroeconomía a través de una suba del gasto público por debajo de la inflación para llegar a la convergencia fiscal, aunque también resaltó que en simultáneo se deben impulsar leyes que apunten a modernizar la estructura productiva y aumentar la competitividad.

"Las tensiones cambiarias son la resultante, esto que atravesamos es una crisis de confainza. ¿Cómo se restituye? En materia económica se necesita un programa que debe tener dos ejes: un camino a la estabilización y otro a la modernización de la estructura productiva, que hay que transitar en simultáneo. Hay que generar leyes en materia impositiva, en materia económica, en innovación productiva, en impulso a las exportaciones y en materia de infraestructura", señaló.

En ese sentido, puntualizó que el Ejecutivo tiene que bajar la nominalidad del gasto en un sendero decreciente y propuso que los funcionarios por ley deban trimestralmente rendir cuentas en el Congreso para anclar las expectativas del sector privado.

"Tenemos que bajar la nominalidad del gasto, donde todas las variables que maneja el gobierno como gastos, subsidios, inversiones, todas deben converger al mismo sendero de nominalidad decreciente. Todas esas variables tienen que converger y lios funcionarios tienen que ir cada 3 meses presentarse al congreso para anclar las expectativas del sector privado", dijo Redrado.

Y agregó: "Hay que balizar el gasto público, la recaudación, la base monetaria, no sólo au n año, sino a cuatro años."

Tags relacionados

Compartí tus comentarios