CONTINÚAN LAS NEGOCIACIONES CON DIVERSOS SECTORES

Para Frigerio, se puede negociar el Presupuesto, pero sin tocar impuestos

El ministro del Interior dijo que no hay margen para subir la presión impositiva, pero admitió que existe apertura hacia la oposición para rever gastos por delante

Sin mayoría en el Congreso, el Gobierno ya abre la puerta a hacer cambios al Presupuesto con tal que sea aprobado en Diputados, según concedió el ministro del Interior, Rogelio, Frigerio, quien aseguró que Cambiemos "está dispuesto a negociar lo que haga falta" pero que buscará que no se toquen más los impuestos.

"Mientras sean reclamos equilibrados, en línea con bajar el gasto, claro que los vamos a tener en cuenta. Pero no tenemos margen para aumentar la presión impositiva", comentó el ministro cuando se retiraba de la jornada "Consensus 2018" del IAE Business School. De ahí que Frigerio considera que hay espacio para algunos cambios "puntuales" pero que la estructura general del Presupuesto 2019 ya fue acordada con los gobernadores.

De esta manera, el ministro del Interior expresó la estrategia del oficialismo. Temprano por la mañana, en Radio Continental, Frigerio señaló que el proyecto tiene "algunas cuestiones fundamentales" como "que los ingresos alcancen para cubrir los gastos primarios". Y luego destacó: "Estamos dispuestos a negociar lo que haga falta, esto no es un Presupuesto que se vota a libro cerrado".

Desde el Frente Renovador, el diputado Marco Lavagna comentó que algunos puntos que se podrían revisar en el Presupuesto son los vencimientos de deuda o definiciones sobre el impuesto a las Ganancias. El actual proyecto de ley deja abiertala posibilidad de que más trabajadores de distintos sectores tributen.

Tras abrir la puerta a los cambios, Frigerio se mostró optimista de que la Casa Rosada obtendría los votos para aprobar el proyecto, mientras se retiraba de la jornada en la que fue premiado como el político que más "consenso" construía. Allí, Frigerio reconoció que llegaron al poder en 2015 con el mensaje de mejorar las "prácticas republicanas". "No se si había tanto consenso de cambiar de raíz la política económica", reflexionó ante el auditorio compuesto principalmente por empresarios. Justamente, este es el mensaje que piensa llevar el Gobierno de cara a 2019: insistir con el cambio "republicano", por sobre la agenda económica.

Frigerio se mostró muy crítico con el nivel de representatividad de la clase dirigente. "Yo tengo que hablar con 200 personas para lograr cualquier tipo de consenso", se quejó el ministro cuyo rol principalmente es negociar con gobernadores, intendentes y ahora con representantes del Congreso. "Faltan líderes que representen al sector. No me refiero solo a la política, donde me sobran los dedos de las manos para encontrar líderes, pero también en empresarios y menos representatividad hay en el sector sindical", resumió un ministro que se mostró relajado e incluso dijo: "Es un respiro estar acá, por un rato lejos de la Rosada". Una elocuente frase en momentos de mucha negociación.

Tags relacionados
Noticias del día