PCR o test rápido: qué diferencia hay entre las pruebas para detectar coronavirus

Desde que se desató la pandemia en el país, parte de la estrategia sanitaria desplegada consiste en la detección del virus con la ayuda de dos tipos de exámenes. De qué trata cada uno y cómo se define cuál aplicar.

Desde que se desató la pandemia de coronavirus en el país, parte de la estrategia sanitaria desplegada consiste en la detección del virus con la ayuda de dos tipos de tests: el PCR y el Test rápido de anticuerpos para COVID-19.

Según explicó el gobierno de la Ciudad hoy a través de un comunicado, el test PCR, que se realiza a partir de un hisopado, brinda el diagnóstico de certeza de la infección aguda. “El proceso tiene varios pasos y por este motivo insume algunas horas hasta obtenerse el resultado final , indicaron.

Por su parte, el Test rápido de anticuerpos para COVID-19 mide los anticuerpos en la sangre. Detecta los IgM (Inmunoglobulina M) e IgG (Inmunoglobulina G) y tarda alrededor de 20 minutos en arrojar el resultado.

El IgM es el primer anticuerpo que se genera en el organismo para combatir una infección, en tanto que el IgG es el anticuerpo que aparece en momentos más avanzados en una infección. Por lo general tienden a ser más duraderos en el tiempo.

En ambos casos, la interpretación debe ser realizada por profesionales adecuadamente entrenados y los resultados positivos deben ser confirmados con la prueba de PCR (hisopado).

Cuáles son las tres estrategias de la Ciudad para bajar la cantidad de contagios

La Ciudad de Buenos Aires lleva adelante una política de testeos inteligentes en pos de lograr la detección temprana de casos de coronavirus para mitigar los contagios a lo largo del territorio porteño. El Operativo DetectAR, impulsado por el gobierno nacional, es uno de los pilares centrales de la estrategia y hoy ya tiene presencia en un total de 17 barrios porteños.

Atentos a que los profesionales de la salud se encuentran más expuestos a contraer el virus y los trabajadores de los geriátricos se encuentran en contacto estrecho con personas de grupo de riesgo, el ministerio de Salud porteño lleva adelante desde fines de mayo testeos por coronavirus a todo el personal de los hospitales públicos porteños y a los empleados de los geriátricos del distrito.

El test que se les realiza en una primera instancia es el rápido, que mide los anticuerpos en la sangre, y luego, en caso de resultar positivo, se procede con el hisopado que es el que brinda el diagnóstico más certero.

Si se confirma que un profesional de la salud tiene COVID-19, se aplican los protocolos sanitarios correspondientes: se lo deriva según sus necesidades de atención y se identifican sus ‘contactos estrechos’, a quienes se les indica el aislamiento preventivo y también se les realiza el PCR.

En la Ciudad, una vez que una persona es testeada con PCR, hay cinco caminos posibles:

Negativos: pueden regresar a su domicilio.

Positivos asintomáticos: en caso de ser menores de 65 años, no presentar comorbilidades y poder acreditar condiciones adecuadas para el aislamiento, podrán cumplirlo en su domicilio con un seguimiento telefónico diario.

Positivos leves (sin necesidad de cuidados complementarios): son derivados a hoteles especialmente adaptados.

Positivos moderados: son trasladados a un hospital e internados en el sector destinado a pacientes con coronavirus.

Positivos graves: se derivan a un hospital y son internados en la Terapia Intensiva COVID-19.

Tags relacionados
Noticias del día