PBI, déficit fiscal y desempleo: las proyecciones de los analistas para el tramo final del año

Como todos los meses, especialistas de nueve consultoras y centros de estudios dieron a El Cronista sus previsiones sobre las variables clave de la economía. Leves mejoras en materia de crecimiento e inflación, pero siguen profundizándose las malas perspectivas sobre las cuentas públicas y el desempleo.

Las previsiones sobre la evolución del PBI mejoraron levemente, pero se agravaron las perspectivas sobre el déficit fiscal y el desempleo, según arrojaron las respuestas de los participantes de la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC) de agosto.

Además, el relevamiento, que contó con la participación de analistas de nueve centros de estudios y consultoras, apuntó que las proyecciones sobre inflación fueron ajustadas a la baja, mientras que las concernientes al tipo de cambio se mantuvieron estables respecto a los meses anteriores.

La mediana de respuestas, recopiladas entre el 14 y el 21 de agosto, de los analistas apunta a que el déficit fiscal primario acumulará en el año un 8% del PBI, una magnitud mayor a los resultados pronosticados meses anteriores, lo que significaría el rojo no financiero más alto en 60 años.

De esta manera, totalizaría $ 2 billones, de los cuales $ 1,05 billones, que es el consolidado hasta julio, ya fueron cubiertos con la asistencia monetaria al Tesoro ante el desplome de la recaudación.

La actividad tampoco mostró una mejora significativa, y las previsiones apuntan a que el PBI caerá un 12% este año y rebotará un 5% el año que viene, lo que en el bienio representará una contracción de 7,5%. En el tercer trimestre, la caída de la economía será de casi 15%, señalaron los participantes, mientras que en el cuarto trimestre la contracción será de la mitad, de 7,5%.

No obstante, la morigeración del derrumbe de la economía en el tramo final del año no se plasmará en el desempleo, dado que para los analistas oscilará entre 14,5% y 15% hasta fin de año, según la mediana de respuestas, lo que significa un nuevo ajuste al alza de los pronósticos de los meses anteriores. 

El año pasado cerró con una tasa de desempleo de 8,9% y el primer trimestre de 2020, con un 10,4% con apenas 10 días de cuarentena, por lo que afectó a unas 2,2 millones de personas. De cumplirse el pronóstico de 15%, la cantidad de desocupados superaría los 3,1 millones, a pesar de las prohibiciones de despidos.

Respecto a la inflación, la mediana de las respuestas de los analistas estimaron que en agosto la suba será de 2,7%, una suba interanual de más de 40%. No obstante, como el dato de julio de 1,9% fue bastante menor al esperado, las consultoras ajustaron a la baja sus expectativas para el año a 36%, cuando en los meses anteriores oscilaba entre 38% y 42%.

Para 2021 la revisión también achicó el pronóstico, al arrojar una mediana de 39%. No obstante el grado de dispersión es bastante amplio, de 27% en la proyección más baja a 54% en la más elevada.

En cuanto al tipo de cambio oficial, las previsiones para fin de año se mantuvieron al mismo nivel de meses anteriores, en $ 89, mientras que lo ubicaron para el 31 de agosto a $ 77,50, según la mediana de las proyecciones, que no toman en cuenta el 30% de carga del impuesto PAIS. Para 2021, las previsiones se mantienen en $ 122,6 por dólar.

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan Un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

De esta edición participaron Abeceb, Management & Fit, Centro de Estudios Scalabrini Ortiz, FIEL, Fundación Capital, Ecolatina, LCG, la Escuela de Economía y Negocios de la Unsam (Dentice-Favata) y FIDE.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios