Nueve de cada diez hogares argentinos reciben fondos del Estado

A los 5,7 millones de jubilados y pensionados, los 2,4 millones de beneficiarios de AUH y los receptores de planes sociales preexistentes a la pandemia, se les suman los 8 millones que cobraron el IFE en abril y los 2,2 millones de sueldos cubiertos por el ATP.

El 89% de los hogares argentinos recibe fondos del Estado, en el marco de la parálisis de gran parte de la actividad económica debido a la cuarentena obligatoria por el coronavirus.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Productivo, en abril, los trabajadores del sector privado cuyos sueldos fueron parcialmente cubiertos por el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) rondaron los 2,2 millones.

Por su parte, los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) superaron los 8 millones, cifra que incluye a 2,4 millones de titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que lo solicitaron. Solo un miembro de cada hogar puede solicitarlo.

Sumados a los 5,7 millones de titulares de jubilaciones y pensiones y a los receptores de planes sociales, el Gobierno estima que ya nueve de cada diez hogares del país perciben dinero por parte del Estado.

"La asistencia que está brindando el Estado argentino en estos días es la mayor de la historia contemporánea en cuanto a la cantidad de personas que están recibiendo algún tipo de ayuda: el 89% de la población argentina vive en un hogar en donde al menos una persona percibe un ingreso proveniente del Estado", sostuvieron.

Para recibir la asistencia del ATP, las empresas deben inscribirse antes del 26 de mayo al sitio web de AFIP. Serán seleccionadas aquellas firmas que desarrollen alguna de las cerca de 800 actividades "en estado crítico" y que además comprueben que en abril su facturación nominal no creció por encima del 5% interanual.

Las empresas creadas este año ingresarán automáticamente con desempeñar alguna de las actividades del listado, mientras las fundadas el año pasado después de mayo deberán cotejar sus ingresos de abril con los de diciembre del año pasado.

Además de los beneficiarios de la AUH, el IFE, de un monto de $ 10.000, lo perciben los asalariados informales, es decir los que están en negro, las trabajadoras de casas particulares, los monotributistas sociales y los monotributistas de las categorías A y B. También lo pueden pedir las mujeres con Asignación por Embarazo y los que tengan el Plan Progresar.

 

2,2 millones de sueldos subsidiados

Además, desde la cartera que encabeza Matías Kulfas enfatizan la "progresividad" de los subsidios del ATP, al remarcar que el 99% de las 245.000 empresas que reciben el beneficio tienen menos de 100 empleados. 

Como el monto de cada asignación no puede ser menor a un salario mínimo ($ 16.875) y dos ($ 33.750), el ministerio indicó que el 15% de los trabajadores beneficiados tienen cubierta la totalidad de su remuneración, dado que ganan menos de $ 16.875.

También resaltaron que hay un 28% de trabajadores que gana menos de $ 33.750, por lo que cuanto menor el salario, mayor el monto de cobertura. Un 42% gana entre $ 33.750 y $ 67.500 (es decir, cuatro salarios mínimos), por lo que a este segmento la asignación le cubre exactamente el 50% de su paga.

El 15% restante gana más de $ 67.500, por lo que el Estado le cubre a cada sueldo $ 33.750. "De esta manera, el 85% de los asalariados tienen cubierta la mitad de su sueldo", destacaron.

El secretario de Industria, Ariel Schale, afirmó que habrá mayor actividad industrial en mayo debido al "despliegue de actividades económicas muy programadas y con cumplimiento de protocolos" en el marco de la pandemia de coronavirus.

"La cobertura es buena, tenemos 2,2 millones de trabajadores bajo esta cobertura en la primera tanda de abril, más de 247 mil empresas y tenemos hasta el 26 de mayo la extensión del plazo para que las empresas puedan inscribirse en la página de AFIP. El plazo vencía hoy pero lo hemos prorrogado", dijo Schale en diálogo con FM La Patriada.

Afirmó que "el encuadramiento para ser beneficiario del programa es muy generoso, son mínimos requisitos", y agregó: "Tenemos un monitoreo diario sobre la cobertura del programa; el encuadramiento se hace a través de algoritmos en función de las declaraciones juradas de AFIP, y tiene una formulación matemática y el que encuadra, encuadra".

En este contexto, señaló que "en mayo esperamos mayor nivel de actividad por el despliegue de actividades económicas muy programadas y con cumplimiento de protocolos". "Poder llevar el retorno de las actividades económicas en el AMBA sin el uso de transporte es una de las prioridades", concluyó el funcionario.

Tags relacionados