Paro de UTA en el interior: Larreta y Vidal pondrán 32.000 millones para evitarlo

La Ciudad y la provincia de Buenos Aires desembolsarán alrededor de $ 5.000 millones y $ 27.000 millones en subsidios respectivamente para sanjar el conflicto que afectará a los demás distritos. Fracasó la reunión que hubo hoy en la Secretaría de Trabajo y se agotó la instancia de conciliación. La medida es para el servicio de corta distancia.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) confirmó hoy un paro nacional a partir de las 0 del viernes, durante 24 horas, ante el fracaso de las negociaciones salariales con la cámara empresaria en la cartera laboral.

La medida se concretará en todos los distritos del país, con excepción de  la provincia  y la ciudad de Buenos Aires, que desembolsarán alrededor de $ 5.000 millones y $ 27.000 millones respectivamente para resolver la cuestión, según fuentes que siguieron de cerca la negociación.

El gremio reclama una mejora salarial del 20% y un bono de 16 mil pesos para los trabajadores. El paro afectará el transporte de corta distancia en los distintos distristos.

Hoy era la última oportunidad para levantar la medida, si se alcanzaba alguna solución en la reunión que se dio en la sede Callao de la Secretaría de Trabajo, agotadas ya las instancias de conciliación. Fuentes de la cartera laboral confirmaron a El Cronista que el encuentro no arrojó resultados positivos y subrayaron que, en el fracaso de la negociación, pesó la ausencia en el encuentro de los representantes de Transporte de los ejecutivos provinciales. “Sólo concurrió el representante de la provincia de Buenos Aires , acotó un vocero. 

2019 - Uta - Fatap - 11 de Julio by Cronista.com on Scribd

Aunque las negociaciones directas son con la Federación Argentina de Transportes por Automotor de Pasajeros (Fatap), cuyos representantes sí estuvieron presentes en Callao 114, la ausencia de los funcionarios provinciales bloqueó la posibilidad de imitar la salida que se gestó con Ciudad de Buenos Aires y provincia, que aportaron los fondos necesarios para resolver la cuestión.

Mario Calegari, vocero de UTA, aseguró a este diario que las empresas de transporte alegan que los estados provinciales no están aportando los fondos suficientes para pagar los aumentos mientras se mantiene el "boleto social". Y los estados provinciales se quejan, a su vez, de que la Nación ya no gira más los fondos para cubrir la diferencia entre lo que debería costar el boleto y lo que efectivamente la gente paga.

Ayer, por ejemplo, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, dijo al diario La Gazeta que no se podrá adelantar el pago del subsidio principal a las empresas de colectivos para destrabar el paro en el servicio del transporte público de pasajeros, que se realiza desde hace cinco días en Tucumán.

"Estamos cumpliendo en tiempo y forma con todo lo que se ha comprometido. No podemos darle más plata porque no tenemos el presupuesto para hacerlo. El subsidio es un dinero que se invierte para que el boleto no se vaya por arriba de los $35", sostuvo Manzur.

"Somos el jamón del sandwich", graficó Calegaris, a la vez que aseguró: "Me parece bien que el Estado quiera mantener un boleto social, pero alguien lo tiene que pagar. Según la ecuación de las empresas, el boleto debería costar al menos dos veces más para obtener rentabilidad, pero en esta situación de inflación las autoridades no van a convalidar ese precio".  

Según Calegari, si la semana que viene, en la nueva reunión pactada en la Secretaría de Trabajo, no aparece una solución, el conflicto tenderá "agravarse". 

Tags relacionados
Noticias del día