No hay marketing que alcance para mejorar la década

El 1º de marzo, durante la apertura del año legislativo, la Presidenta estrenó en su discurso el concepto de marketing político la década ganada. El kirchnerismo lo multiplicó en la publicidad oficial, en la letra del periodismo genuflexo y hasta en los hashtags de twitter para imponer la idea de cuánto se había hecho en estos diez años de gestión K.
Pero no alcanzó. La pretensión épica tiró por la borda el despropósito y hasta dejó en un inmerecido segundo plano algunos logros que el kirchnerismo sí consiguió, sobre todo en la primera mitad de la década ensalzada cuando la inflación, el ataque a la Justicia y la corrupción todavía eran flagelos por venir. En el plano económico, que se cierren más empresas de las que se abren es un dato demasiado contundente para cerrar
el círculo descendente.
Ahora la sociedad está alerta y sabe que la inflación es el triple de la que informa el Indec; sabe que los trenes urbanos son un desastre y que hay al menos una decena de funcionarios que deberán dar explicaciones más convincentes a los jueces sobre hechos turbulentos. La presunción de derrota que le anuncian las encuestas al Gobierno es el resultado deficitario del balance que está haciendo el ciudadano común sobre esta década a la que ya no puede mejorar ninguna
pintura publicitaria.

Tags relacionados

Noticias del día