CAMBIEMOS INSISTIÓ PERO NO LOGRÓ CONSENSOS EN LA VOTACIÓN PARTICULAR

Naufragó en Diputados la Ley anti-barras: no se aprueba este año

Tras aprobar el texto en general, el debate artículo por artículo se volvió inmanejable para el oficialismo. Por propuesta de Martín Lousteau, el proyecto volvió a comisiones

El Gobierno continúa acumulando malas noticias en el período de sesiones extraordinarias que convocó y amplió para tratar proyectos estratégicos de su interés. Anoche, sorpresivamente, la Cámara de Diputados truncó el avance de la iniciativa para tipificar los delitos de violencia en el fútbol en medio de un debate muy desprolijo y devolvió el texto a comisiones tras aprobarlo en general. En lo inmediato, la decisión significa que el presidente Mauricio Macri se quedará sin la aprobación de la ley que reclamó tras la suspensión de la final de la Copa Libertadores.

Además, por decisión del Senado, también quedó afuera de la agenda de la última sesión de la Cámara -que comenzará hoy desde las 14- otro de los proyectos a los que apostaba el Gobierno: las modificaciones a la ley de financiamiento electoral para habilitar los aportes de empresas privadas a las campañas políticas. Por fuertes diferencias internas tanto en Cambiemos como en el peronismo, la iniciativa no será discutida y el oficialismo deberá volver a intentarlo el año próximo, con la campaña electoral en ciernes.

La devolución a comisiones anoche, sobre las 22, del proyecto contra los barrabravas en Diputados llegó después de la aprobación de la iniciativa en general por 201 votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones. Sin embargo, el oficialismo no logró sostener ese altísimo nivel de consensos a la hora de discutir la letra chica del texto.

Punto por punto, la oposición fue reclamando cambios y precisiones. No la pasó bien la presidenta de la comisión de Legislación Penal, Gabriela Burgos, negociando detalles específicos de un proyecto de ley en pleno recinto. A la mayoría de las propuestas, respondió que no. Lo que provocó un malestar creciente entre la oposición.

Los diputados peronistas y kirchneristas pedían precisiones para evitar que la redacción laxa del proyecto (que había sido muy trabajada en los días previos entre todos los bloques de la Cámara) permitiera lagunas interpretativas que pudieran ser mal utilizadas con la aplicación de la ley.

"Este es un tratamiento exprés que no tiene ningún tipo de sentido, porque nos enteramos de que mañana (por hoy) el Senado no lo va a tratar", planteó el jefe del bloque del PJ-Frente para la Victoria, Agustín Rossi, justo antes de entrar en la discusión en particular. Se refería a la decisión del Senado de no incluir el proyecto en el temario de la sesión de hoy, lo que evitaría la sanción de la ley. "Podríamos parar la pelota y hacer una ley mejor", pidió el legislador santafesino.

Esa postura, que no caló al momento de su propuesta, fue ganando consenso con la discusión en particular y tuvo su pico máximo con la definición del artículo 10. Ante insistentes pedidos de la oposición, rechazados por Burgos, fue el titular del bloque Evolución, Martín Lousteau, aliado habitual de Cambiemos, quien mocionó que el texto sea devuelto a comisiones ante la imposibilidad de alcanzar un consenso tras más de media hora de debatir un solo artículo.

Esa votación fue ganada por la oposición con 115 votos a favor de devolver el texto a comisiones, 84 en contra y 2 abstenciones, una del jefe del bloque PRO, Nicolás Massot. El debate quedó trunco. El Gobierno intentará reflotarlo en febrero.

Tags relacionados

Noticias del día