FRIGERIO NEGOCIA CON LOS GOBERNADORES

Nación paga deuda a Santa Fe y San Luis con obras y bonos

En busca de acercar posiciones con provincias opositoras, el Gobierno quiere cerrar la deuda con Santa Fe y San Luis por el 15% de puntos retraídos de la coparticipación antes de fin de año. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, negocia el pago de $60.000 millones a la provincia del socialista Miguel Lifschitz y otros $10.000 millones al puntano Alberto Rodríguez Saá.

Con la meta de bajar el gasto público por el acuerdo con el FMI, la Casa Rosada ofrecerá pagar la deuda a través de obras públicas, la emisión de bonos con respaldo de Nación y terrenos fiscales. En Santa Fe confirman que avanzaron en las conversaciones y es posible que haya acuerdo antes de fin de año. "Está bastante cerca. En bonos y obra estamos avanzados, pero lo de los terrenos fiscales falta hablarlo", explicaron en la provincia. Desde Santa Fe buscan acordar garantías de ejecución en caso de que la Casa Rosada no desarrolle la obra en determinado plazo. Pero Nación todavía no tiene definido en qué plazos planea saldar esa deuda.

Además, Macri quiere cerrar el conflicto antes de que se expida la Justicia. La Corte Suprema falló dos semanas antes de que asuma en la Casa Rosada para que pague el 15% de la detracción de los fondos coparticipables a ambos distritos que retuvo Nación entre 2006 y 2015. Durante los tres años, Cambiemos no tomó ninguna definición política, hasta que el año pasado el gobernador Lifschitz presentó la demanda en la Justicia.

Para mover estas piezas, Frigerio recibió el último mes al gobernador de Santa Fe. Pero también el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunió con Rodríguez Saá en la quinta de Olivos.

Desde el Gobierno consideran que este acuerdo podría sellar el apoyo, al menos de Santa Fe, al Presupuesto 2019 que están negociando con los mandatarios provinciales. Ese pacto plantea bajar el déficit fiscal de 2,7 a 1,3 puntos el próximo año, por lo que bajará la transferencia de recursos a estos distritos y pone en duda el inicio de obras públicas.

Este es un escenario complicado para los mandatarios en pleno año electoral. De ahí, que el acuerdo con Nación para saldar la deuda a través de obras, bonos y terrenos fiscales tendría el aval de ambas provincias. Otro punto que para Casa Rosada descongela la relación con los distritos es que hayan arreglado que la mayor parte del ajuste el próximo año pase por la provincia de Buenos Aires y CABA, que absorberán alrededor de $ 32.000 millones de los 100 mil millones que afrontarían los distritos.

Más allá del acuerdo, en Casa Rosada no hay esperanza de que Rodríguez Saá avale el Presupuesto 2019. En parte, porque el puntano está decidido a competir el próximo año en las elecciones presidenciales. Rodríguez Saá hizo demasiados guiños a la ex presidenta Cristina Fernández y cualquier aval al acuerdo con el FMI iría en contra de su discurso.

Córdoba también había sido beneficiada por el fallo de la Corte en 2017 para que el Gobierno frene la detracción del 15% de la coparticipación. Pero no tuvo una resolución judicial respecto a la deuda.

Tags relacionados
Noticias del día