Nación insiste en reducir la coparticipación porteña, mientras Larreta resiste

El presidente Alberto Fernández está habilitando adelantos financieros a las provincias, en su mayoría, peronistas. En tanto, evalúa recortar la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires.

Esta semana la Casa Rosada mostró otra vez su interés por reducirle la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, que actualmente es del 3,5%, luego de que creciera más que el doble por el traspaso de la Policía en 2016. El Gobierno nacional considera que podría reducirse ese monto, mientras que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, intenta defender sus recursos.

La presión de Nación creció esta semana. Es la misma semana en la que el presidente Alberto Fernández aprobó un anticipo financiero de $ 5.650 millones para cinco provincias. El lunes, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, recibió a Larreta para hablar entre otros puntos de la coparticipación porteña. En esta demanda también participó públicamente la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

En el Ministerio del Interior advierten que están buscando un "esquema federal de igualdad para todo el país". Respecto a una posible baja de la coparticipación porteña advierten que todavía no hay nada formalizado. Desde la sede del gobierno porteño coinciden. "Todavía no nos dieron argumentos que respalden por qué creen que la coparticipación porteña se puede reducir, ni siquiera nos hablaron de un monto", comentó un funcionario de Parque Patricios.

En ambas partes aseguran que hay "buen diálogo". Y que la discusión seguirá porque la Nación ya planteó que está revisando la coparticipación porteña, en especial, su incremento a raíz del traspaso de la Policía (alrededor de 20 mil efectivos). Por este motivo, la coparticipación en 2016, pasó de 1,5% a 3,75%, pero luego, durante el pacto fiscal, bajó a 3,5%. Para explicar estos números, Larreta le planteó a De Pedro una mesa entre funcionarios de CABA y Nación para argumentar por qué la Capital debe mantener el 3,5%. Uno de los argumentos es que el distrito aporta entre el 22 y 25% de la masa nacional total, que luego se distribuye entre los distritos.

El otro punto que estaba en veremos eran los subsidios al transporte. La Ciudad aporta alrededor de $ 700 millones a Nación, cada mes, al mantenimiento de la tarifa. Desde el 31 de diciembre de 2019 terminaba ese convenio de colaboración. Pero desde Nación pidieron a Larreta prorrogar el plazo hasta 60 días. La Ciudad aceptó. Entretanto, el ministro de Transporte, Mario Meoni, mantendrá congeladas las tarifas por 120 días, hasta que defina cuál debiera ser el precio nacional de los boletos. Nación planea hacer eso mientras retiene el costo del combustible, lo que podría atrasar el precio debido a que está aumentando en el mundo, en pleno conflicto en Medio Oriente.

Por otro lado, lo positivo para la Ciudad fue el freno del pacto fiscal, que implica un freno a la baja de Ingresos Brutos, principalmente. Semejante reducción, en recesión, se estaba volviendo una carga para los distritos subnacionales. Esta decisión de Fernández impacta en $18 mil millones para la Ciudad. También, al frenar el pacto fiscal, quedaría bajo la órbita de la Nación las eléctricas Edenor y Edesur, que se iban a regir bajo normas porteñas y de la Provincia de Buenos Aires.

Tags relacionados
Noticias del día