Moyano: "Schmid se fue de la CGT porque no estaba cómodo"

El camionero aseguró que el paso al costado del dirigente sindical no fue una sorpresa, criticó con dureza al Gobierno, dijo que se sentaría a conversar con el PJ alternativo, pero vetó al gobernador Urtubey: "Representa a la oligarquía del peronismo"

Hugo Moyano negó hoy que haya sido una sorpresa para él la renuncia de Juan Carlos Schmid al triunvirato de la CGT, a una semana del paro general del martes pasado, y lo atribuyó a la situación actual y las diferencias internas que vive la central obrera.

"Estaba con algún problemita de salud, estuve hablando con él. No es una situación muy cómoda estar en esta CGT, no pudiendo ejercer plenamente las decisiones que se están reclamando desde abajo, por eso se ha retirado", contó Moyano.

"Me habían comentado que iba a renunciar después del paro porque no estaba cómodo", dijo Moyano a radio La Red.

Schmid, dirigente cercano a Moyano, renunció el domingo a la cúpula de la CGT a través de un telegrama oficial remitido a la central obrera luego de transmitirles personalmente su paso al costado a Héctor Daer y Carlos Acuña, los otros dos miembros de triunvirato que continuarán al frente de la entidad.

El telegrama:

Hasta anoche, la decisión de la primera línea cegetista era mantener la actual conducción y sortear la presión de algunos sectores internos, como por ejemplo el moyanismo, para poner en marcha un proceso de elección de nuevas autoridades obreras.

El líder de Camioneros negó que Schmid vaya a sumarse al nuevo Frente Sindical lanzado días atrás, aunque tampoco lo descartó hacia el futuro.

Duro con el Gobierno

Por otra parte, en la misma entrevista radial, Moyano volvió a cargar duro contra la administración macrista. "Es insensible y no atiende las necesidades imperiosas", sostuvo y agregó: "La gente está agotando su paciencia, no sale a la calle para divertirse, sale por una cuestión de necesidad".

Peronismo alternativo

Moyano también se refirió al nuevo armado del peronismo "alternativo", que la semana pasado quedó plasmado en la foto pública que compartieron Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa, Miguel Pichetto y Juan Schiaretti. En ese sentido, dijo que se sentaría a charlar con todos menos con el gobernador salteño.

"Representa a la oligarquía del peronismo, en Salta le da de comer a la gente desde un helicóptero, él es más de Cambiemos que del peronismo, de ninguna manera. Con él no me sentaría para nada", señaló. De todas formas, advirtió que "tiene que estar todo el peronismo y de ahí, el que más voto saque, sea el candidato".

Sobre su situación judicial y la de su hijo Pablo, Moyano las calificó como "estupideces y gansadas" que responden "a las presiones que hace el Gobierno" a la Justicia.

"Espero que la Justicia no se deje llevar por esas presiones que vienen del Gobierno y del entorno de ese señor (por Mauricio Macri) que nos hace quedar como idiotas frente al mundo. Igual estamos acostumbrados, no nos asusta", lanzó.

"Esa mujer atacó a todo el mundo, al Presidente, al Papa. Es una señora enferma", apuntó contra Carrió.

También se ocupó de Lilita Carrió, quien días atrás vaticinó que Moyano terminará preso.

"Esa mujer atacó a todo el mundo, al Presidente, al Papa. Es una señora enferma", dijo.

A su vez, le dedicó un filoso párrafo a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y a Florencia Arietto, flamante asesora de esa cartera y que antes militaba en el massismo: "Están todo el día atacando y amenazando, pertenecen a los servicios. Son muy poderosos pero a mí no me asustan", concluyó

Tags relacionados