Mohammed bin Salman, el excéntrico príncipe saudí acusado de asesinato que vino al G20

Mohammed bin Salman arribó esta mañana a Buenos Aires en medio de un operativo de máxima seguridad y acompañado de una comitiva de 400 personas. 

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, protagonizará en Buenos Aires su primer encuentro internacional al participar del G20, en medio de denuncias por violaciones de derechos humanos y tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Turquía, el pasado 2 de octubre, por el que está acusado. 

El excéntrico líder arribó este miércoles a Buenos Aires protegido por un operativo de máxima seguridad y acompañado de una comitiva de 400 personas. Para su estancia en Argentina, el cuestionado y excéntrico Salman trajo cuatro autos blindados en aviones de carga y pidió un cuarto de rezo exclusivo en el hotel y en el complejo de Costa Salguero. También solicitó inodoros, bidet y lavados de la marca inglesa marca Kohler, que pagará la monarquía saudí.

El príncipe saudí Mohamed bin Salmán llega a Argentina para participar en G20
El príncipe saudí Mohamed bin Salmán llega a Argentina para participar en G20

La llegada del príncipe a Argentina no está exenta de polémica. La organización internacional Human Rights Watch (HRW) presentó esta semana una denuncia contra él ante la justicia federal, por presuntas violaciones del derecho internacional cometidas durante el conflicto armado en Yemen.

También por su posible complicidad en graves denuncias de tortura y otros malos tratos de ciudadanos saudíes, incluyendo el asesinato de Khashoggi.

HRW realizó su petición al asegurar que Argentina reconoce la jurisdicción universal por crímenes de guerra y torturas, lo que implica que está facultada a investigar y juzgar estos delitos, con independencia de dónde se cometan. Sin embargo, por el momento las autoridades argentinas no han dado muestras de que prospere.

El periodista Jamal Khashoggi
De príncipe moderno a terror de Arabia Saudita

Mohamed bin Salman, de 33 años, es el hijo favorito del rey Salman bin Abdul Aziz al Saud, quien reestructuró la línea de sucesión para poder nombrarle su heredero.

En país se le conoce como "Mr. Everything" (Mr. Todo), porque se ha convertido en el epicentro del poder en el régimen. Será el primer rey que no descienda directamente del fundador de la dinastía, Abdulaziz bin Saud.

Está casado, desde 2008, con su prima Sara bint Mashoor bin Abdulaziz Al Saud, con quien tiene cuatro hijos.

Mohammed bin Salman es también ministro de Defensa de Arabia Saudita

Está graduado en Derecho por la Universidad Rey Saud. Y es, actualmente, el Ministro de Defensa más joven del mundo. Ostenta el cargo desde 2015.

Se presenta ante el resto del mundo como un reformista gracias a una serie de medidas como el fin de la prohibición de que las mujeres conduzcan o participen de la política, la reducción de lo poderes de la policía religiosa y la reapertura de los cine. 

Fue el impulsor del proyecto "Visión 2030", un programa que pretende que Arabia Saudita deje de depender del petróleo para ese año.

Quiere ser la cara de la nueva Arabia Saudita. Es por esto que se lo ha visto en ocasiones vestir jeans y fotografiarse con iconos del mundo moderno como el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

Mohammed bin Salman con Mark Zuckerberg.

Se sabe poco sobre su personalidad, pero el analista de The Washington Institute, Simon Henderson, aseguró que permite que se discutan sus puntos de vista, "pero no los cambia y su gran punto fuerte, o débil, es su crueldad".

Pero el caso del periodista saudí asesinado, Jamal Khashoggi, le generó además de una crisis de credibilidad la posibilidad de que sea desplazado de la línea sucesoria al trono, aunque se considera esto último poco probable. 

La llegada de Mohammed bin Salman a Buenos Aires

Tags relacionados