Moderar impuestos a combustibles ya costó más de $ 1500 millones

El costo fiscal es creciente, mientras el Gobierno intenta que no suban tanto las naftas y el gasoil. Así, un decreto publicado hoy posterga la suba prevista para julio para que recaiga desdoblada en agosto y septiembre

La intención oficial de moderar los aumentos en los impuestos a los combustibles para evitar que las petroleras aplicaran fuertes subas en los precios de las naftas y el gasoil ya tuvo un costo fiscal mayor a los $ 1500 millones.

De acuerdo a un cálculo de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), solamente en julio, por el diferimiento de $ 0,69 por litro de naftas y $ 0,43 por litro de gasoil del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL), el Estado dejó de percibir unos $ 703 millones.

El costo al menos se duplica, ya que en junio el Gobierno había decidido postergar por un mes la suba del ICL, mientras que en marzo había desdoblado en dos el aumento, siempre con la intención de que las petroleras aumenten sus precios menos de lo que correspondía y ayudaran así a bajar la inflación.

El incremento impositivo restante ($ 0,69 por litro de naftas y $ 0,43 por litro de gasoil debía aplicarse a partir de hoy.

Pero el Decreto 531/2019, publicado hoy jueves en el Boletín Oficial, postergó nuevamente la suba del ICL, la que se producirá desdoblada ahora en agosto y septiembre.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día