Mercosur y EFTA cerraron acuerdo de libre comercio y se consolida la estrategia de apertura económica

El acuerdo la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), integrada por Noruega, Suiza, Liechtenstein e Islandia, se cerró hace minutos en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina. Es un mercado de alto poder adquisitivo con un PBI per cápita de u$s 82.000. 

Menos de dos meses después del cerrarse el acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea, el bloque sudamericano, integrado por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay logró un nuevo paso en su estrategia de apertura comercial e inserción internacional, alcanzando un entendimiento con los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). 

Integrada por Noruega, Suiza, Liechtenstein e Islandia, el bloque de países europeos representa una oportunidad relevante en materia de inversiones y también como destino de las exportaciones del Mercosur. 

Los beneficios del acuerdo comercial con la UE, según Sica y Faurie

El canciller Jorge Faurie y el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica destacaron los beneficios del acuerdo comercial del Mercosur con la Unión Europea "Creo que la fuerza de Argentina reside en parte en su inserción en el Mercosur.

Con un PBI per cápita de u$s 82.000, los países del EFTA son economías abiertas y desarrolladas, que anualmente importan bienes y servicios por u$s 530.000 millones y tienen exportaciones cercanas a los u$s 630.000 millones. 

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser precisó que "este acuerdo es clave para el Mercosur y la Argentina en su proceso de inserción internacional y fortalecimiento de la competitividad de nuestras economías"

Fuentes de la Cancillería argentina subrayaron también la relevancia del acuerdo en materia de inversiones. Por ejemplo, Suiza es el sexto inversor mundial y Noruega posee el mayor fondo de inversión a nivel global, el Government Pension Fund of Norway, basado en regalías petroleras.

Como en el caso de la Unión Europea, se establecieron plazos de desgravación negociados, que permitirán implementar reformas competitivas para mejorar la estructura productiva y reducir el impacto que podría producir el acuerdo en términos de diferenciales de competitividad

Así, se abren oportunidades para la oferta exportable argentina enfocada en carnes, vinos, miel, maíz. En cuanto a las inversiones provenientes de EFTA, se espera que se concentren en los sectores minero, manufacturero y de energía.

Tags relacionados