Mejor en Lengua y deficiencias en Matemática, el estado de la educación que pudimos conseguir

Las evaluaciones de aprendizaje implementadas por el Ministerio de Educación en 2017 revelan que seis de cada 10 estudiantes secundarios alcanzan niveles satisfactorios en Lengua. Pero en Matemática, sólo tres de cada 10 superan un nivel básico. El informe también deja al descubierto diferencias por nivel socioeconómico y entre escuelas públicas y privadas

Los resultados de la evaluación Aprender 2017 pueden verse como un vaso medio lleno o medio vacío. Una lectura optimista muestra que el 62% de los estudiantes del último año de secundaria alcanzaron un nivel satisfactorio en Lengua, lo cual supone una mejora respecto a años anteriores.

Sin embargo, en Matemática el panorama sigue siendo preocupante: sólo el 31% de los estudiantes supera el nivel básico y la mayoría tiene dificultades para hacer operaciones como un cálculo de porcentaje, interpretar gráficos cartesianos, o resolver ecuaciones sencillas. Un dato desalentador si se piensa que las carreras con más futuro en la era del conocimiento son las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática), vocaciones difíciles de descubrir y alentar si los jóvenes se llevan mal con los números.

De las pruebas nacionales participaron 10.000 establecimientos secundarios y más de 19.000 escuelas primarias de todo el país. En el nivel primario se evaluó a más de 500 mil alumnos de 6´ grado en Ciencias Sociales y Naturales, con resultados satisfactorios para ambas materias en más del 65% de los casos. Y en el nivel secundario fueron evaluados más de 300 mil estudiantes en Lengua y Matemática.

Los resultados generales de este operativo fueron presentados el martes por el ministro de Educación Alejandro Finocchiario, quien destacó "la mejora significativa lograda en Lengua, que, al permitir una mejor comprensión lectora, facilitará el aprendizaje de otras disciplinas".

Los niveles promedio de rendimiento, sin embargo, mostraron diferencias importantes según nivel socioeconómico, zona geográfica y tipo de escuela, pública o privada.

Tanto para el nivel primario como para el secundario, el desempeño en las distintas materias fue superior en los chicos de nivel socioeconómico medio y alto, y entre quienes asisten a escuelas privadas. Mientras el 63,5% de los alumnos de nivel medio y el 82% de los de nivel alto tuvieron un desempeño satisfactorio o avanzado en Lengua, en el nivel socioeconómico bajo esa proporción fue del 41%, menos de la mitad.

En matemática, el 55,4% de los alumnos de NSE alto alcanzaron resultados satisfactorios o avanzados, mientras que para el NSE bajo esa proporción fue del 13%.

Dentro del nivel socioeconómico medio, el 11,3% de los alumnos lograron un desempeño avanzado en Lengua en escuelas estatales, y esa proporción fue del 23% en las escuelas privadas. En Matemática, el 1,3% de los alumnos tuvo un desempeño avanzado en escuelas estatales, y la proporción fue del 4,9% en las escuelas de gestión privada.

Las pruebas también revelaron resultados menos satisfactorios en los estudiantes que trabajan fuera del hogar (21% de los evaluados). Las estudiantes embarazadas o con hijos (5% de las evaluadas) y los varones que son padres (3%), también presentaron menores niveles de desempeño que sus pares.

En la evaluación también se indagó sobre el clima escolar, y problemáticas como el acoso y la violencia de género. Siete de cada 10 estudiantes del secundario afirmaron llevarse bien con todos o la mayoría de sus compañeros y cinco de cada diez reconocieron casos de bullying tanto hacia quienes sacan mejores notas como hacia quienes repitieron de año.

En cuanto al futuro, el 42% de los estudiantes de quinto y sexto año proyectan trabajar y estudiar cuando terminen la secundaria. Un 46% afirma que seguirá estudios superiores y un 5% sostiene que se dedicará a trabajar.

En tanto, ocho de cada 10 jóvenes afirmaron que desean ver cambios en la escuela secundaria y sugirieron abordar en el aula temas como educación sexual, violencia de género y usos de nuevas tecnologías.

Tras la presentación de los resultados generales se entregará un informe a cada escuela con sus fortalezas y debilidades.

A partir de estas evaluaciones, el ministerio de Educación impulsa un plan de transformación del secundario que incluye proyectos interdisciplinarios, extensión del servicio a la comunidad, prácticas laborales y aprendizaje en el emprendedurismo, con miras a construir una escuela del futuro.

Tags relacionados

Noticias del día