Masivo banderazo contra el Gobierno en la Ciudad y en varios puntos del interior del país

La movilización se difundió por redes sociales y aunque no fue convocada por Juntos por el Cambio, sus dirigentes se hicieron presente. Mauricio Macri, entre otros, la respaldó a través de Twitter, y Alberto Fernández cuestionó que se manifestaran frente a la casa de Cristina Kirchner.

La masiva movilización convocada por sectores opositores al Gobierno Nacional bajo el lema "Por la economía, la salud, la educación y la libertad de los argentinos" tuvo hoy su epicentro en el Obelisco y se replicó en las principales ciudades del país como Mar del Plata y Córdoba. A diferencia de las anteriores concentraciones – todas realizadas en fechas patrias – por primera vez desde la Casa Rosada tomaron nota del tema luego de que se alentara a marchar frente al domicilio porteño de Cristina Kirchner. 

Fue el mismo Alberto Fernández el que se refirió al tema en su cuenta de Twitter. "Disentir con un gobierno es parte de la democracia. Movilizarse, aun con el riesgo que implica en una pandemia, también. Pero promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática", escribió el mandatario instantes antes de que el grueso de manifestantes comenzara a concentrarse en el microcentro.

Disentir con un gobierno es parte de la democracia. Movilizarse, aun con el riesgo que implica en una pandemia, también.

Pero promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática.#ArgentinaUnida

— Alberto Fernández (@alferdez) October 12, 2020

Pasadas las 16 los manifestantes ya se daban cita en el Obelisco, a pie y en caravanas de automóviles, con banderas argentinas. Los reclamos versaban en torno a las actividades que aún no han sido habilitadas a operar en el marco de la cuarentena, el rechazo al proyecto de reforma judicial, críticas contra la vicepresidenta, la crisis económica, y el extenso aislamiento obligatorio, entre otros.

El "banderazo" no fue organizado por una agrupación política en particular, sino que fue convocada a través de redes sociales. No obstante, distintos dirigentes de la oposición se hicieron presentes en el Obelisco a título personal. Fue el caso de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien llegó a bordo de su auto acompañada por el bailarín Maximiliano Guerra, y del ex titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi. También estuvieron los diputados nacionales de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias y Waldo Wolff, y el actor Luis Brandoni.

"Somos el sexto país con más COVID del mundo. La verdad, después de siete meses de encierro, la política del Gobierno ha sido un fracaso", enfatizó Bullrich en declaraciones periodísticas. En tanto, Lombardi le pidió al Gobierno que "vaya hacia la agenda de la gente y salir de la agenda de la vicepresidenta".

Por su parte, cerca de las 19.30, cuando comenzaban las desconcentraciones, el ex presidente Mauricio Macri se refirió a las movilizaciones en su cuenta de Twitter. Allí escribió: "Queridos argentinos: las crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan, son la demostración de que a pesar de nuestros problemas actuales tenemos que ser muy optimistas respecto a nuestro futuro".

Queridos argentinos: las crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan, son la demostración de que a pesar de nuestros problemas actuales tenemos que ser muy optimistas respecto a nuestro futuro.

— Mauricio Macri (@mauriciomacri) October 12, 2020

En la Ciudad de Buenos Aires también se registraron manifestaciones en la intersección de las avenidas Cabildo y Juramento y en el barrio porteño de Belgrano, entre otros puntos. Se sumaron a su vez movilizaciones en distintas localidades bonaerenses y en el interior del país como en Mar del Plata, Rosario y las capitales de Mendoza, Tucumán, Salta y Córdoba. 

Otro de los puntos de concentración fue la residencia de Olivos. Allí se reunieron detractores del Gobierno, por un lado, y organizaciones políticas, gremiales y sociales en apoyo al presidente Alberto Fernández, por el otro. Si bien en un primer momento hubo cierta tensión entre ambos grupos, luego cada uno ocupó su propio espacio.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios