Macri vuela mañana a Colombia y evade los reclamos por el día de San Cayetano

Mauricio Macri volará mañana a Bogotá para asistir a la asunción del nuevo presidente colombiano, Iván Duque Márquez. Su presencia en la ceremonia de traspaso de mando, la reunión bilateral con el sucesor de Juan Manuel Santos y el almuerzo protocolar con otros mandatarios le permitirán mantenerse al margen de lo que suceda aquí durante la fiesta de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, en una jornada que será particular en tanto se la utilice para medir la temperatura del humor social y el impacto concreto del enfriamiento económico entre la gente.

Macri aprovechará para trabajar en Colombia su imagen de líder regional y presidente del G20. Será también oportunidad de revisar con Duque la agenda bilateral, más activa en materia política y de cooperación que en el plano económico. La Argentina tiene observadores de alto nivel acompañando las negociaciones de paz entre el Estado y la guerrilla, y recientemente ha instalado un campamento sanitario en la frontera con Venezuela para auxiliar a los migrantes.

Mientras el presidente se halle en el hemisferio norte, del otro lado del Ecuador, en Buenos Aires tendrá lugar una de las manifestaciones de piedad popular más convocantes. El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, presidirá una misa que promete un fuerte contenido político. A la par, los movimientos sociales caminarán desde el santuario ubicado en Liniers, hacia Plaza de Mayo, en reclamo de fondos que permitan a los sectores más vulnerables paliar su delicada situación.

Tags relacionados