Macri terminó con más desigualdad y con el 50% de la gente viviendo con menos de $ 31.554,19

Hacia el final de su gestión se elevó el coeficiente de Gini y la brecha de ingresos entre el decil más rico y el más pobre.

La distribución del ingreso empeoró sobre el final de 2019, como consecuencia de la recesión que atraviesa la Argentina desde el segundo trimestre de 2018. 

Según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el coeficiente de Gini fue, en el cuarto trimestre del año pasado,  de 0,439, con un aumento respecto al 0,434 registrado en el lapso octubre-diciembre de 2018.

Cuanto más se acerca ese coeficiente a 0 significa que un país tiene una distribución más equitativa del ingreso, mientras que, más cerca de 1, la distribución es más regresiva.

En el mejor momento de la presidencia de Mauricio Macri, que fue el cuarto trimestre de 2017 (tras un boom de obra pública, economía en crecimiento, a lo que se sumó el pago de la segunda parte del Sueldo Anual Complementario -SAC o aguinaldo-), ese coeficiente fue de 0,417.

Asimismo, el Indec registró que el 50% de la población vive con menos de $ 31.554,19 mensuales.

Con respecto a las brechas de ingreso, el 10% más rico de la población captó 16 veces más ingresos que el 10% más pobre en el registro de la "mediana", mientras que ese indicador se elevó a 21 en el promedio.

En los últimos tres meses de 2018, esa relación era de 15 en la mediana y de 20 en el promedio.

El ingreso promedio per cápita de la población alcanzó los $ 16.485 mensuales entre octubre y diciembre de 2019.

Tags relacionados