Macri sale a la arena política y buscará mostrarse como líder de la oposición

Se lo vio activo en la previa a Navidad y, tras un descanso de fin de año en La Angostura, se espera que de a poco retorne a la actividad para trabajar en el rearmado político de Juntos por el Cambio.

Un mensaje navideño, una foto con Margarita Barrientos, otra con su familia y fin de año en Villa La Angostura. No hay mucha diferencia entre el último año de Mauricio Macri como Presidente de la Nación y este final de 2019, ya fuera de Olivos y la Rosada. Sin embargo, reconocen cerca del ex jefe de Estado, algunos gestos sí pueden leerse diferentes. Tras dos semanas de auténtico silenzio stampa, Macri volvió al ruedo y empezó a transitar, con sigilo, ese camino de líder de la "oposición constructiva" que quiere ser.

En la previa de la Navidad, Macri dejó en las redes un mensaje antigrieta. "Después de cuatro años, donde estoy convencido hemos crecido mucho, en algunos casos para saber lo que queremos y lo que no queremos, nos falta ponernos de acuerdo es el país que sí queremos. El amor supera el resentimiento y el odio", fue, sintéticamente, lo que dijo en un audio de un minuto que publicó en su cuenta de Twitter.

Ya como ex jefe de Estado, Macri visitó el 24 al mediodía el comedor Los Piletones, como es tradición desde antes que asumiera la jefatura de gobierno. Allí vio a la activista social Margarita Barrientos, junto a su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia, y lo reseñó en su cuenta de Instagram. "Como todos los años, hoy fuimos a Los Piletones con Juliana Awada y su hija Antonia para saludar a Margarita Barrientos. Espero que todos pasen una feliz Nochebuena, rodeados de familia y afectos", publicó, y adjuntó un video. Fue la primera actividad pública de Macri desde que dejó la presidencia el 10 de diciembre, y luego del breve viaje que hizo a Qatar, con su esposa.

Las primeras pisadas de Macri obedecen a un intento de recuperar agenda y posicionarse en 2020 como el "coordinador de la oposición, de una coalición que somos, con una voz importante como la suya", aseguran fuentes del macrismo. Constantemente, cerca del ex Presidente, resaltan el hecho de haber dejado el poder con "41% de los votos, cifra que ningún candidato que fue segundo sacó en democracia".

Eso, entienden, lo mantiene como referencia central opositora, por encima de cualquier otro armado que pueda surgir, al menos desde Juntos por el Cambio y su conformación actual. Además, si bien insisten con que apariciones de Macri como las de estos días fueron habituales otros años, admiten que el momento en el que la hizo puede tener que ver con cierto "efecto nostalgia" que notaron en una gran porción del electorado. "A pesar de las crisis, de los errores que se cometieron, muchos destacan de la manera en que se fue, y como fue el país que dejó, con todos expresándose en libertad", añadieron.

Si bien ahora pasará fin de año en Villa La Angostura, como lo hace cada temporada, se espera que durante el verano Macri se vaya involucrando periódicamente un poco más en la política cotidiana. Desde allí, entonces, buscará encabezar esa mesa horizontal de poder de Juntos por el Cambio.

Él a la cabeza, y una decena de leales, en la que figuran el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio y el "Lilito" Maximiliano Ferraro, más los aliados que persistan del radicalismo, que gobierna tres provincias y busca ganar protagonismo en el armado de la próxima oposición, hacia 2023. El rol de Marcos Peña, por ejemplo, es una incógnita que queda para despejar en el primer semestre del año que viene. Macri, por lo pronto y como siempre, lo quiere jugando cerca suyo.

Tags relacionados
Noticias del día
Leve suba en globales

Mercados en "normalidad": volvió a subir el riesgo país y los ADR cerraron en rojo

Mercados en "normalidad": volvió a subir el riesgo país y los ADR cerraron en rojo
En un día se esfumó el efecto positivo del resultado de las elecciones en Ecuador sobre los bonos argentinos. Los globales tuvieron pequeños avances en toda la curva y los locales se comportaron mixtos. En renta variable continúan las malas: el Merval cayó 0,9% y la mayoría de los ADR cerró en rojo.

Juan Pablo Alvarez