Macri anunció un DNU para recuperar los bienes de la corrupción: "El que las hace, las paga"

El Presidente comunicó la decisión de avanzar por decreto de necesidad y urgencia con la denominada ley de extinción de dominio, que quedó trabada en el Congreso.

El presidente Mauricio Macri habló en Casa Rosada y confirmó la primicia de El Cronista: que sacará por DNU la denominada ley de extinción de dominio. Lo hizo acompañado por los ministros de Justicia, Germán Garavano, y de Seguridad, Patricia Bullrich". "En Argentina, hoy, el que las hace las paga", fue parte del mensaje que dio el Presidente en el Salón Blanco de la Rosada, ante la prensa acreditada. 

Desde la Casa Rosada, Macri anticipó que enviarán un Decreto de Necesidad y Urgencia "para avanzar con la extinción de dominio, para que la justicia pueda recuperar más rápido, y de forma transparente, los bienes que el narcotráfico, el crimen organizado, la trata de personas y la corrupción se robaron".

Y agregó: "Estamos hablando de dinero, pero también de campos, casas, barcos, autos, y hasta obras de arte, que se pueden subastar y destinar a políticas públicas fundamentales". 

Por otro lado, Macri aclaró que, si bien actualmente la Justicia Penal cuenta con los  instrumentos para avanzar y recuperar estos bienes, "son muy lentos". Mientras que, con el régimen que impulsan "están dando un paso adelante", para que la Justicia pueda, "además de condenar a los responsables del delito, recuperar más rápido esos bienes". 

"Lo hacemos por esta vía [DNU] porque su aprobación es urgente", dijo al aludir a los debates que se dieron sobre este tema en el Congreso, para luego añadir: "Los argentinos ya esperamos demasiado"

Para finalizar, el Presidente aclaró: "No da lo mismo hacer las cosas bien, que por afuera de la ley". Para luego rematar: "En la Argentina, hoy, el que las hace, las paga"

Las peripecias del proyecto en el Congreso

A mediados del año pasado, el Senado le había dado media sanción, con modificaciones, al proyecto que había sido aprobado, dos años atrás, por la Cámara Baja. Así, Diputados debía enfrentar una disyuntiva, que jamás resolvió.

Es que, mientras que el oficialismo y el espacio que lidera Sergio Massa buscaba insistir con el proyecto original, el bloque Justicialista se mostraba más alineado con la bancada homónima del Senado que impulsó el texto aprobado.

El principal cuestionamiento hacia el proyecto aprobado en 2016 tenía que ver con que el proceso para concretar el decomiso sería iniciado por un fiscal a la par de la causa penal. Así, quedaba en manos del fuero Civil y Comercial Federal la recuperación de los bienes o fondos.

De acuerdo al texto aprobado en Diputados, sin que haya existido condena, se revertía la carga de la prueba. Esto implica que una persona acusada no era inocente hasta que se demostrara lo contrario, tal como establece la Constitución Nacional, sino que se veía en la obligación de justificar su patrimonio.

El proyecto que recibió media sanción en la Cámara alta había obtenido 40 votos a favor y 26 en contra, por lo que no alcanzó los dos tercios necesarios. Esto le habilitaba a los miembros de la Cámara Baja insistir con el texto original, que habían votado en 2016.

 

 

Tags relacionados