Los tres conflictos que tensan la relación entre Alberto Fernández y Larreta

El Presidente y el Jefe de Gobierno tienen tres disputas clave, tanto desde lo político como desde los recursos económicos.

Durante la gestión de Cambiemos en la Casa Rosada se registró una anomalía: la ciudad de Buenos Aires y la Nación estaban administradas por el mismo signo político. Con la victoria de Alberto Fernández y la reelección de Horacio Rodríguez Larreta la situación volvió a emparejarse con lo que sucede casi siempre desde 1996, cuando asumió el primer jefe de gobierno porteño: que haya distintos signos políticos en Balcarce 50 y Bolívar 1.

"En la Ciudad de Buenos Aires, hasta los helechos tienen luz y agua", ironizó Cristina Fernández de Kirchner en un acto en La Matanza, a finales del año pasado, sobre el reparto de fondos por coparticipación que recibe la Capital Federal. Ese fue el primer foco de conflicto.

A partir de allí, la vicepresidenta de la Nación comenzó a disparar artillería pesada contra Rodríguez Larreta y Fernández ofició el rol de negociador duro con el jefe de Gobierno de porteño. Comenzaron los conflictos entre las dos administraciones.

Durante la gestión de Mauricio Macri se aumentó la coparticipación de la ciudad de 1,4% a 3,75%, y luego bajó a 3,5%. Esos recursos no se restaron a las provincias, sino que se descontaron del porcentaje de Nación. La razón del aumento era el traspaso de la policía de la órbita federal a la local.

Sin embargo, desde el Frente de Todos sostienen que fue excesivo el aumento y que se deberá revisar el número. Si el gobierno nacional avanza en este sentido, todo indica que el gobierno porteño judicializará el tema. Y que será la Corte Suprema quien deba definir.

La segunda cuestión también tiene un gran impacto en las arcas públicas. Se trata de los bienes del Estado que fueron transferidos de la órbita nacional a la local durante los últimos meses de la gestión de Macri.

Son 31 terrenos, con un valor aproximado de $16.000 millones. Esta mañana se publicó en el Boletín Oficial un decreto que derogó el artículo del año pasado, en el que se instaba a que Nación cancele deudas por medio de esos bienes. De esta forma, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) podrá revisar la legalidad de la cesión de estos inmuebles.

El tercer foco de conflicto tiene que ver con la Seguridad. Desde el Ministerio de Seguridad nacional se evalúa remover a 3000 agentes federales que cumplen funciones en la ciudad de Buenos Aires. Es que, a pesar de la creación de la Policía de la Ciudad, aún hay policías, gendarmes y prefectos que se desempeñan en la capital.

Igualmente, en este caso existe una mayor voluntad de diálogo entre ambas partes para llegar a un acuerdo consensuado. Se buscará que cada fuerza se encargue de sus temas propios y que la policía local sea la responsable de la seguridad interior.

Esta cuestión está vinculada a la primera, la de la coparticipación. Es que desde Nación se considera que los montos transferidos fueron excesivos en relación a lo que se necesitaba para hacerse cargo de la Seguridad porteña.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día