JORNADA ATRAVESADA POR RECESIÓN Y CUADERNOS K

Los empresarios cierran filas y resaltan su "rol clave" para el desarollo

Jaime Campos reforzó la necesidad de una "autonomía" entre el empresariado y el Estado. Magnetto instó a forjar "una visión compartida" para marcar el rumbo

El presidente de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA), Jaime Campos, no le escapó ayer al revuelo generado por el caso de los cuadernos K . Es que, en el marco de la reunión anual de la entidad (que comparten las grandes figuras de los principales grupos económicos locales, Campos planteó que para el sector "el desarrollo futuro de Argentina depende decisivamente del marco institucional en el que operan las empresas y, naturalmente, juega un papel central la Justicia, pilar fundamental de la república democrática"

El dirigente remarcó que la jornada, en la que el presidente Mauricio Macri fue orador y les pidió a los hombres de negocios acudir a él en casos de procedimientos sospechosos, busca acercar la mirada empresaria al largo plazo. "Sabemos que no es habitual ya que nuestro país hace décadas que está atrapado por el corto plazo, la coyuntura".

"No es que no haya razones para que la imperiosidad del día a día tiranice nuestros pensamientos y acciones, pero la historia nos enseña con toda claridad que los momentos más fértiles y prometedores de la Argentina se generaron cuando los ciudadanos y en particular la dirigencia coincidieron en la necesidad de proponer y debatir proyectos de futuro para el país y ese ejercicio fue forjando consensos respecto de políticas de estado", planteó Campos. Y puntualizó que la entidad que preside está convencida del "rol clave del empresariado en el desarrollo económico y social del país.

Enfatizó en ese sentido que otro aspecto institucional clave es "la autonomía del sector privado como un actor independiente del Estado". Y apuntó: "Todos sabemos que cuando ella es vulnerada y predomina la discrecionalidad, como ocurrió en décadas pasadas, se vulnera la previsibilidad y se debilita la creatividad e iniciativa del empresariado".

Esas palabras dieron el puntapié inicial para que los panelistas expusieran su visión respecto del pasado, el presente y el futuro de la Argentina. Las declaraciones más fuertes en la reunión anual de la Asociación Empresaria Argentina se concentraron en el primer panel, en el que participaron Paolo Rocca de Techint, Luis Pagani de Arcor, Enrique Cristofani del Banco Santander Río , Federico Braun, de La Anónima, y Héctor Magnetto, de Clarín.

"La Argentina necesita una visión compartida de hacia dónde ir. Los atajos no conducen hacia ningún lado" reflexionó el CEO del Grupo Clarín. En la misma línea, Pagani expresó "es muy importante que el Gobierno y el sector privado trabajen de manera mancomunada. Para negociar y saber ganar un mercado, se necesita una sola puerta, un solo negociador, y que estemos juntos".

Luego el segundo, periodista de Clarín, que contó con las ponencias de Alberto Grimoldi (Grimoldi), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Marcos Galperín (Mercado Libre), David Lacroze (Grupo Lacroze) y Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy Group). Para Galperín, la economía de mercado tiene que generar innovación, competencia, emprendedurismo, empresas nuevas que agreguen valor a la sociedad. "En Argentina la economía de mercado y el capitalismo están mal vistos. Hay que generar igualdad de oportunidades y condiciones de competencia" sostuvo.

Bulgheroni, en tanto, puntualizo que la Argentina perdió tiempo en los últimos 15 años ya que hoy tiene seis acuerdos comerciales con el mundo, mientras que Chile ostenta unos 90. El empresario prefirió saltear los temas de coyuntura para focalizar en el largo plazo.

En ese sentido, además de la relevancia de trazar nuevos acuerdos mencionó también la importancia de reducir los costos laborales, bajar la presión impositiva "pero ampliando la base imponible teniendo en cuenta la marginalidad", como también profundizar el desarrollo de la infraestructura. Todo esto en un marco de reglas de juego y políticas de largo plazo.

 

Acevedo, preocupado

 

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial (UIA), Miguel Acevedo, advirtióque la actividad fabril sufrirá una recesión "muy fuerte hasta fin de año o más", a raíz del ajuste que aplica el Gobierno.

Según el dirigente empresario, el ajuste de las cuentas públicas "tendrá consecuencias negativas para las industrias y las economías regionales".

Acevedo indicó que "todavía tenemos un problema con el tipo de cambio. La corrida cambiaria sigue existiendo, esa crisis la tenemos latente. Y cuando empieza a devaluarse el dólar, inmediatamente pega en la inflación", enfatizó.

Tags relacionados
Noticias del día