Los bancos alemanes comienzan a financiar infraestructura local

El consorcio ganador de la obra de la hidroeléctrica multipropósito Chihuido sentía que el tiempo se acababa.

La financiación rusa ya se había caído y la posibilidad de obtener fondos chinos antes de fin de mes, plazo que le impuso el gobierno nacional para ofrecer una nueva propuesta de financiamiento estaba llegando a su fin. Sin embargo, llegó una posible salvación.

Ayer entraron en los despachos oficiales las cartas de intención de dos bancos alemanes y uno español para otorgar financiamiento por alrededor de u$s 3000 millones para la obra de la presa multipropósito ubicada sobre el río Neuquén adjudicada en 2014 y que se calcula que tendrá un valor estimado de u$s 2200 millones.

Según confirmaron fuentes del consorcio conformado por Helport, Panedile, Chediack, Eleprint e Hidroeléctrica Ameghino y la española Isolux Ingeniería, la documentación ya se encuentra en el despacho del titular de la subsecretaría de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua.

Esto no sólo significa la posibilidad de darle viabilidad a la presa multipropósito, sino que implica romper con la "chinodependencia" a la hora de financiar obras de infraestructura y, además, el primer resultado palpable de las visitas de Angela Merkel en la Argentina.

Los bancos que estarían presentando interés son el Bayern LB, Ing Banck y un tercera entidad financiera española. A estos se le suma Euler Hermes, la entidad que genera las garantías crediticias para proyectos de empresas alemanas en el exterior.

En la propuesta presentada las entidades europeas establecen un modelo de repago de 15-18 años y una tasa de 6% en dólares y un poco menor si se toma en euros.

"El banco alemán sería el encargado de financiar la turbina que representan entre el 20% y el 25% del total del monto de la obra y que serán construidas por la compañía germana Voith, mientras que las otras entidades financieras, la infraestructura", detalló una fuente del consorcio.

"Aún nos resta saber qué tipo de garantía de cumplimiento de contrato están requiriendo las empresas alemanas, porque este es un proyecto llave en mano que empieza a recuperar la inversión con la generación de la energía, por lo que no se pueden tener dudas de la concreción del proyecto", detalló.

Respecto de este punto, una de las posibilidades es que la española Isolux deje su lugar en el consorcio. La empresa ibérica está con muchos problemas desde el punto de vista financiero desde que se declaró en concurso de acreedores en España y, además, está suspendida en el Registro de Obras Públicas de la Argentina, lo que podría generar una dificultad a la hora de rubricar el financiamiento.

 

Tags relacionados
Noticias del día