El Gobierno amplía el Presupuesto con 33% más de gasto para mantener la asistencia en la pandemia

El Ejecutivo de Alberto Fernández pide autorización para incrementar las transferencias en $ 1,8 billones, y admite un déficit primario para todo el año de $ 2,2 billones, que más que duplica los niveles vigentes al 30 de junio.

El Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley de ampliación del Presupuesto 2020 para que sea incluido en primer lugar en la agenda de la comisión conformada a tal fin en la Cámara de Diputados, la cual prevé sesionar este martes 28 con el fin de dar dictamen a otro proyecto clave para la Casa Rosada,  como lo es la moratoria fiscal, previsional y aduanera, según pudo saber El Cronista de fuentes parlamentarias. 

Del extenso proyecto preparado en el Palacio de Hacienda se desprende que el Ejecutivo de Alberto Fernández estima gastar $ 1,8 billones más durante el segundo semestre del año, los que se añadirán a los $ 5,5 billones ya aprobados del actual Presupuesto, que en sí es una prórroga del que el poder legislativo le aprobó a Mauricio Macri para 2019, el último año de su gestión.

Con la abrupta irrupción de la pandemia de coronavirus, el Estado desplegó gastos imprevistos para mitigar el contagio entre la población y asimismo dar alivio a empresas y personas durante el tiempo que duró el confinamiento estricto y sus esquirlas en la economía. Según el mismo reporte elaborado por Economía, durante el primer semestre se volcaron $ 687.751 millones extra para afrontar la emergencia sanitaria, económica y social.

Siempre de acuerdo al proyecto, el Gobierno volcará aproximadamente $ 1,7 billones del gasto adicional a cubrir gastos corrientes que, en buena medida, se justifican por la decisión de mantener vigente el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), cuya última versión fue comunicada por el presidente el pasado viernes; mayores prestaciones a través de la seguridad social, como lo ha sido el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y transferencias directas a las provincias, que se verán beneficiadas por un incremento del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial en $ 50.000 millones. 

El gasto en jubilaciones, pensiones y retiros tendría un incremento de $ 626.066,8 millones. El monto previsto para el total de las transferencias que financian gastos corrientes de los sectores privado, público y externo, aumenta en $ 978.219,9 millones (53,9%), lo que lleva al Estado a comprometer $ 407.000 millones en transferencias a empresas privadas hasta el cierre del año.

Otro dato sobresaliente del texto es que se habilita a transferir más de $ 1,6 billones, que son todas las utilidades del Banco Central que obtuvo en 2019 al Tesoro para que disponga en la ejecución presupuestaria. En rigor, de ese monto ya se transfirió aproximadamente $ 1 billón, por lo que restará para el segundo semestre el giro de un crédito por $ 600.000 millones, independientemente de la montaña de fondos que pueda girarse por adelantos transitorios.

 

Déficit en ascenso

El proyecto prevé para todo el año un déficit primario de $2,2 billones,  lo que representa un incremento del 122% en relación con los niveles vigentes al 30 de junio pero que asciende al 620,6% si se lo compara con el resultado fiscal inicial de enero, según un análisis de la agencia Noticias Argentinas (NA). 

La iniciativa se envió al Congreso ante la necesidad de adecuar los gastos y los recursos previstos para el presente ejercicio por la alteración que implicó la atención de urgencias por la pandemia del coronavirus y el consiguiente aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), que obligó a restringir gran parte de la actividad económica.

Las principales proyecciones fiscales del proyecto presentado al Congreso son las siguientes:

  • Los recursos totales previstos para todo 2020 son de $ 4,3 billones, con un aumento del 17,2% respecto del nivel vigente al 30 de junio y de 22,2% en relación con las proyecciones de principios de año.
  • La autorización de gastos totales se eleva a $ 7,3 billones, lo que implica un incremento del 33,6% en comparación con el 30 de junio y del 57,7% frente al nivel de enero.
  • En consecuencia, el resultado financiero será deficitario en $3 billones, un 68,2% más que en junio y un 174,2% más que en enero.
  • La suba del déficit primario será mucho mayor, ya que con $ 2,2 billones subirá un 122% en relación con el nivel del 30 de junio, y 820% en comparación con la previsión de inicios de año.
Tags relacionados
Noticias del día