Lipton, sobre la relación con el país: "Quizá haya que esperar un tiempo para reanudarla"

En declaraciones a Bloomberg Radio, el director gerente interino del FMI remarcó que "va a trabajar para una eventual reanudación de una relación financiera" entre el organismo y la Argentina, cuya situación describió como "extremadamente compleja".

El director gerente interino del Fondo Monetario Internacional, David Lipton, puso paños fríos hoy a la relación con la Argentina. En declaraciones a Bloomberg Radio, el titular interino del FMI dijo que el organismo "va a trabajar para una eventual reanudación de una relación, que tal vez tenga que esperar un tiempo".

Las declaraciones de Lipton se conocen un día después del encuentro que mantuvo ayer con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en Nueva York. A esa reunión, vale recordar, se sumó luego el propio Mauricio Macri.

"La situación de Argentina en este momento es extremadamente compleja", continuó Lipton en la misma entrevista, en sus últimos días al frente del FMI ya que, desde  el 1° de octubre, la búlgara Kristalina Georgieva asumirá como directora gerente.

Las manifestaciones de Lipton representan la primera "manifestación explícita" desde el FMI de la entrada en suspenso del préstamo stand-by para la Argentina, por los u$s 57.000 millones, a tres años.

Sus comentarios se conocieron cuando en Washington, el propio Lacunza y los secretarios que lo acompañan, almorzaban con el director para el Departamento Occidental del Fondo, el mexicano Alejandro Werner, y el líder para la misión de la Argentina, Roberto Cardarelli.

Se esperaba desde la Argentina que en torno al 15 de septiembre se diera el sexto desembolso, por u$s 5400 millones, monto con el que el gobierno de Mauricio Macri hubiera recibido el 90% del préstamo en 15 meses.

Pero el resultado de las elecciones primarias del 11 de agosto, que ubicaron al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, 16 puntos por arriba de Macri, modificaron el panorama hacia adelante: la continuidad del programa con el FMI ya no depende tanto del oficialismo que hoy gobierna sino de las perspectivas que tenga el propio Fernández y su equipo.

El FMI “trabajará para una eventual reanudación de una relación, algún tipo de relación financiera con ellos, que puede tener que esperar un tiempo , dijo Lipton. 

En ese sentido, Lipton aseguró en el reportaje de hoy que están “listos para ayudar a cualquier lado que gane las elecciones presidenciales". Y agregó: "No es nuestro negocio tratar de adivinar el camino político hacia adelante, no podemos hacer eso".

Desde la perspectiva del FMI, sólo restaban girar menos de u$s 1000 millones por trimestre (hasta los u$s 7000 millones), cifra que se torna en un incentivo débil para que Fernández o algún otro - diferente de Macri-, a la hora de avanzar con los planes de ajuste fiscal requeridos en el programa, que buscan para el 2020 un superávit fiscal equivalentes a 1% del PBI.

Sobre el control de capitales impuesto por el equipo de Sandleris y Lacunza, que busca frenar la sangría de salida de dólares, y las consecuentes resurgimiento de la relevancia de los mercados paralelos al tipo de cambio oficial, Lipton respondió: "Hemos tratado con países que tienen mercados paralelos en muchas, muchas circunstancias. Ese no es un gran desafío . Y definió que "el problema más grande es cómo calmar el mercado y estabilizar la situación".

Acerca del cumplimiento de los objetivos y el posible desembolso pendiente, el FMI además de fiscalizar las metas fiscales y monetarias de lo sucedido hasta el momento, el organismo busca garantizarse, hacia adelante, que algunas cuestiones se darán.

En concreto, miran la perspectiva de acceso a los mercados, la sostenibilidad de la deuda, la capacidad y voluntad de las autoridades de poder aplicar las medidas que surjan del programa, y la necesidad de la ayuda para resolver el déficit de balanza de pagos.

Tags relacionados
Noticias del día