Lavagna cenó con sindicalistas críticos y se llevó su apoyo

Estuvieron, entre otros, Juan Carlos Schmid, Antonio Calo y el ferrovario Sergio Sasia. También el gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz. Coincidieron en la necesidad de un gobierno de "unidad" que pueda hacer frente a un "escenario difícil".

Roberto Lavagna no para un minuto. Tras reunirse con radicales críticos del Gobierno, el economista participó anoche de una cena con un grupo de sindicalistas encabezados por Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Antonio Caló (UOM) y el ferroviario Sergio Sasia, en la sede de la Unión Ferroviaria. 

Según reconstruyó El Cronista, el ex ministro de Economía llegó a la comida acompañado por el gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz, y su virtual jefe de campaña Rodolfo Gil.

Así, mientras dice no ser aún candidato, el ex ministro de Duhalde y Kirchner se mueve como si lo fuera.

También participaron del encuentro los gremialistas Guillermo Moser, de Luz y Fuerza; Raúl Quiñones, del Sindicato de Tabaco; Marcos Castro, de Capitanes de Ultramar, y Osvaldo Ladarola, de Foetra.

Entre bocado y bocado, Lavagna repitió sus críticas contra Mauricio Macri por la grave situación económica del país y advirtió que los problemas podrían profundizarse con el correr de los meses.

Como era previsible, no confirmó si será finalmente o no candidato en octubre, aunque fuentes sindicales afirmaron haberlo visto “muy decidido a asumir el desafío , y le manifestaron su disposición a acompañarlo.

Lavagna ya se reunió en dos oportunidades con referentes de la cúpula de la CGT y con el gastronómico Luis Barrionuevo, que ya le anticiparon su apoyo. Ahora parece haber sumado a este sector del gremialismo que está por afuera de la Central Obrera y tiene una visión muy crítica del Gobierno.

La reunión fue organizada inicialmente por Sasia y Caló, pero fue el propio Lavagna quien invitó especialmente a Schmid a sumarse al encuentro.

Ante los sindicalistas, el exministro reiteró lo que viene planteando en cada una de las reuniones que mantiene con el objetivo de anudar consensos para erigirse como una alternativa "antigrieta": que se requiere armar un frente amplio para dar la pelea electoral y que el futuro gobierno tiene que ser de una gran unidad y consenso porque el escenario económico será muy difícil.

Bajo ese argumento, el economista rechaza la idea de participar de una PASO, como pretenden Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, los otros integrantes de Alternativa Federal que quieren ser presidentes, y que insisten en que Lavagna debería someterse a una interna para definir al candidato del espacio, si es que pretende jugar en octubre.

Tags relacionados