Las ventas en supermercados crecieron 5,1% en mayo y fueron casi nulas en los shoppings

Ya llevan cuatro meses de crecimiento en términos reales y acumulan 2,3% en lo que va del año. En los centros de compras, el cierre por la pandemia se suma a la recesión que ya golpeaba al sector

Por cuarto mes consecutivo las ventas en cadenas de supermercados crecieron en mayo, llegando en este caso a $ 78.682 millones, un incremento de 54,8% en relación al mismo mes de 2019. Incluso medidas a precios constantes, esto es, descontado el efecto de la inflación, registraron un avance de 5,1%.

En el caso de los autoservicios mayoristas, las ventas sumaron $ 12.991 millones (51,3% de aumento) y a precios constantes treparon 4,2% interanual.

Así, hilvanaron ocho meses en terreno positivo, una saga que empezó en octubre de 2019, tras el salto inflacionario en pleno proceso electoral, y ya no se detuvo.

Por su parte, las ventas en shopping centers tuvieron un mes para el olvido, con ventas por apenas $ 846,9 millones.

Fue una caída del 93,1% en relación a lo comercializado en mayo de 2019 y una ínfima parte de los $ 15.750,8 millones que se vendieron en febrero pasado, el último mes completo de apertura de los centros comerciales. En el acumulado del año, las ventas se contrajeron 26,6%.

En la medición a precios constantes, las ventas en shoppings se derrumbaron 95,6% en el promedio nacional, con ventas casi nulas en el AMBA, que registraron una caída de 98,2% descontada la inflación. Tomando el período enero-mayo, a precios constantes las ventas se desplomaron 50,3%.

Los datos publicados ayer por el Indec no dejan margen de dudas. Los productos esenciales, y en especial bienes de consumo masivo -alimentos, bebidas, productos de higiene y limpieza- concentran hoy las compras de los consumidores. Además, el movimiento comercial se mueve de acuerdo a los permisos para operar.

Esto se vio claramente en el caso de los centros de compra. En el quinto mes del año, aun con restricciones a la circulación en muchas ciudades grandes y en toda la Área Metropolitana de Buenos Aires, la facturación bruta fue en mayo $ 846,9 millones, tres veces más que en abril, con todo mucho más cerrado, cuando se vendieron apenas $ 274,6 millones en todo el país.

"Las ventas en supermercados aceleraron el crecimiento en 4,8 puntos porcentuales respecto al mes anterior", señala un análisis de la consultora LCG, que destaca el hecho que en lo que va del año "registran un crecimiento interanual promedio de 2,3%".

En este sentido, la consultora apunta que la dinámica actual de las ventas de supermercados se ubica por encima de los registros observados en los últimos meses, no obstante, atribuye esto a "bases de comparación muy bajas debido a una economía que opera en niveles mínimos desde antes de la pandemia".

En el mismo sentido, y aun considerando que los shoppings se encuentran imposibilitados de abrir en muchas localidades por la cuarentena -sólo en el AMBA funcionan 36 de los 79 centros de compra que hay en todo el país- la caída de las ventas excede el fenómeno de la pandemia.

"Las ventas en shoppings registraron caída interanual en 20 de los últimos 23 meses", recordó LCG, mostrando a su modo el impacto de la aguda recesión que atraviesa la economía argentina.

En ese sentido, no se espera una rápida reversión de la tendencia, en especial mientras se mantenga las medidas restrictivas de la circulación de las personas. En el caso de los supermercados, algunos anabólicos como el programa Ahora 12 contribuirán a sostener la demanda.

Tags relacionados

Más de Economía y Política