EVALUACIÓN NEGATIVA Y PUJAS INTERNAS, ENTRE LAS RAZONES

Larreta disuelve el ministerio de Andy Freire y reparte el poder en su gabinete

La cartera porteña de Modernización se desguazará entre Educación, Hacienda y Gobierno. "Es lo correcto", dijeron en el entorno del ex CEO de Officenet y legislador

Luego de meses transcurridos para evaluar qué hacer con una cartera disfuncional, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidió finiquitar el Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología, encargado al inicio de su gestión al emprendedor y hoy legislador Andrés Freire, y dividir sus múltiples áreas entre otros ministerios, a los que incrementó su influencia. El ministerio de Educación, de Soledad Acuña, y la cartera de Hacienda, con Martín Mura, los más beneficiados.

El jefe distrital comunicó la decisión en vísperas del feriado largo por Semana Santa, y la justificó en línea con su nueva política de austeridad, reducción del gasto y mejora de la eficiencia administrativa que se empeña en mostrar. De este modo, los ministerios porteños ya no serán diez, sino nueve.

Sin embargo, las verdaderas razones deben buscarse en el magro desempeño de Freire como ministro, de acuerdo a los estándares larretistas, y la tácita tensión que su alto perfil provocaba con otros ministros y que facilitó que se lo eyecte del gabinete como primer candidato a legislador en la campaña 2017.

En julio, Larreta se comprometió con Freire durante un almuerzo en un bodegón porteño a no retocar la cartera. Pero los resultados de la auditoría encargada al jefe de gabinete, Felipe Miguel, virtual encargado del ministerio luego la salida de Freire, pudieron más que las palabras del alcalde, que cambió de opinión y le comunicó anticipadamente la noticia.

"Se venía hablando hace unos meses y compartieron la visión de austeridad y de potenciar otras áreas, como Educación, a partir de la nueva Secretaría de Innovación", dijeron a El Cronista en el entorno del ex ministro. "Fue una decisión correcta", añadieron cerca de Freire.

El cambio reconfigura el poder al interior del Ejecutivo porteño: de ahora en adelante, habrá un ministerio de Educación e Innovación, que incorporará las funciones de ciencia y tecnología habidas en la extinta repartición, con una nueva subsecretaría y cinco direcciones generales, a cargo de Andrés Larre, un hombre de Freire.

La incorporación de funciones a la repartición de Soledad Acuña es un espaldarazo a la ministra, que debe defender el proyecto de la Universidad de Formación Docente (UniCABA) y contener a los gremios docentes en medio de la discusión paritaria. Acuña, para muchos, tiene chances de ser la candidata a vicejefa de gobierno en 2019.

Con el nuevo orden, la cartera de Hacienda pasará a llamarse Economía y Finanzas. En Bolívar 1 absorberán las misiones y funciones de la Subsecretaría de Desarrollo Económico y la Dirección de Administración de Bienes y Concesiones. También se les transferirá la Agencia de Bienes, en vías de disolución.

El Ministerio de Gobierno, que comanda Bruno Screnci, asumirá las responsabilidades de la Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio (sin la Dirección de Emprendedores, que migra a Educación e Innovación); la Vicejefatura de Gobierno, de Diego Santilli, controlará la Subsecretaría de Pymes y la Unidad Especial Juegos Olímpicos (Upejol), y la Secretaría General y de Relaciones Internacionales, el Ente de Turismo.

El ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, de Franco Moccia, quedó como encargado de integrar en su estructura el organismo fuera de nivel Corporación Buenos Aires Sur. En tanto, Ambiente y Espacio Público, de Eduardo Macchiavelli, llevará adelante las acciones del Ecoparque Interactivo.

La Jefatura de Gabinete, que dirige Felipe Miguel , incorporará el Parque de la Innovación.

Tags relacionados
Noticias del día