Lagarde tiene sucesora: quién es Kristalina Georgieva, la nueva directora gerente del FMI

La búlgara se convirtió este miércoles en la nueva jefa del organismo, tras la aprobación del Directorio Ejecutivo, y en reemplazo de la francesa Christine Lagarde.

La búlgara Kristalina Georgieva se convirtió este miércoles en la 12° directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), tras la aprobación del Directorio Ejecutivo, y en reemplazo de la francesa Christine Lagarde, informó la institución.

Georgieva, quien fue vicepresidenta de la Comisión Europea entre 2014 y 2016 y ocupaba el puesto de consejera delegada del Banco Mundial (BM) desde 2017, fue la única aspirante al cargo y encabezará el organismo por un período de cinco años.

“Me siento profundamente honrada de haber sido seleccionada como directora gerente y agradecida por la confianza que los miembros del Fondo y la Junta Ejecutiva depositaron en mí. Quiero rendir homenaje a mi predecesora, Christine Lagarde, una gran líder y una querida amiga, cuya visión y trabajo incansable han contribuido mucho al éxito continuo del Fondo", señaló Georgieva a través de un comunicado.

Y añadió: "El FMI es una institución única con una gran historia. Creo firmemente en su mandato de ayudar a garantizar la estabilidad del sistema económico y financiero mundial a través de la cooperación internacional. De hecho, en mi opinión, el papel del Fondo nunca ha sido más importante que ahora".

Georgieva consideró "una gran responsabilidad" liderar el organismo en momentos de incertidumbre sobre el panorama económica mundial, con un crecimiento por debajo de lo previsto, las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos presentes y niveles de deuda históricamente altos.

"Nuestra prioridad inmediata es ayudar a los países a minimizar el riesgo de crisis y estar preparados para hacer frente a las crisis. Sin embargo, no debemos perder de vista nuestro objetivo a largo plazo: apoyar políticas monetarias, fiscales y estructurales sólidas para construir economías más fuertes y mejorar la vida de las personas. Esto significa también tratar temas como las desigualdades, los riesgos climáticos y el rápido cambio tecnológico" aseveró.

"Nuestra prioridad inmediata es ayudar a los países a minimizar el riesgo de crisis y estar preparados para hacer frente a las crisis", declaró Georgieva.

Economista y feminista comprometida

Economista de formación, optimista y feminista comprometida, así se describe la flamante directora gerente del FMI, que se convirtió en la segunda mujer en acceder a la dirección del organismo tras su predecesora, la francesa Christine Lagarde.

Tras su confirmación, la que fue hasta hoy titular del BM, cargo ocupó desde 2017 tras siete años en la Comisión Europea, no tiene siquiera que mudarse de ciudad, ya que vive en Washington, donde tanto el BM como el FMI tienen sus sedes.

Además de economista, Georgieva es también socióloga, y una de las ideas que suele repetir es que "si hubiera más mujeres en la primera línea de la política sería más fácil resolver los conflictos". Su compromiso con la igualdad de género y la promoción de los derechos de las mujeres, especialmente en los países menos desarrollados, ha estado siempre presente en los cargos que ha ocupado.

"Si las mujeres tuvieran las mismas oportunidades que los hombres para alcanzar su máximo potencial, el mundo no solo sería más justo, sino también más próspero", afirmó este año Georgieva que, desde la dirección de BM, promovió el papel de las mujeres emprendedoras en África dentro de la estrategia para luchar contra la pobreza y contribuir a la paz y prosperidad de ese continente.

Su trayectoria

Georgieva inició su vida laboral como profesora en la facultad de economía de la Universidad de Sofía, donde se graduó e hizo su doctorado. Entre 1987 y 1989 siguió un curso de especialización en la London School of Economics gracias a una beca concedida por el Gobierno británico.

Luego trabajó como docente en la University of the South Pacific, en la isla de Fiji, y en el renombrado Massachusetts Institute of Technology (MIT), en EE.UU. En 1993 ingresó como consultora al Banco Mundial, en el departamento de Medio Ambiente en Asia Oriental, una región por la que viajó mucho.

Nueve años más tarde se trasladó a Moscú como representante de esa institución en Rusia, un puesto desde el que saltó a cargos directivos en Washington, hasta ocupar su vicepresidencia en 2008. Georgieva, con fama de trabajadora incansable, visitó o vivió en más de 70 países, y habla inglés, ruso y francés, además de búlgaro.

Es autora de cientos de publicaciones en revistas especializadas, además de haber escrito un libro sobre macroeconomía. A sus 66 años, Georgieva será la directora gerente del FMI de mayor edad que estrena el cargo, ya que, para que accediera al puesto la institución cambió sus estatutos y eliminó el límite de edad de 65 años para ostentar esa posición.

Tags relacionados